Ha pasado un mes del conmocionante doble crimen en Uspallata y Fernando Figueroa está cada vez más complicado. El hombre de 43 años continuará preso acusado de atropellar y matar a una pareja de amigos.

Las pruebas que esgrimió la fiscal de Homicidios Andrea Lazo fueron tan contundentes que es difícil discutir la autoría de Fernando Figueroa en las muertes de Adela Rodríguez (40) y Cristian Ivars (45). Para la magistrada se trata de un doble homicidio agravado por alevosía -atacar por la espalda, a traición-. El imputado arriesga la prisión perpetua.

Por el lado de la defensa, plantearon la duda sobre el estado mental del sospechoso. Tal como ha sostenido la familia de Figueroa desde el comienzo de la causa, el hombre sufre de un tumor en la cabeza que, según su versión, haría que tenga episodios psicóticos y eso fue lo que ocurrió en el doble crimen de Uspallata.

Sin embargo, la fiscal tiene un informe del Cuerpo Médico Forense que sostiene lo contrario: Fernando Figueroa entendía todo lo que hacía. Finalmente la jueza Patricia Alonso terminó dictando la prisión preventiva para el sospechoso.

Por su parte, trascendió que existe la intención del abogado querellante Daniel Álvarez -representa a la familia de Adela Rodríguez- de que se le tome una nueva declaración testimonial a Jesica Maffei (40), la pareja de Figueroa y única testigo presencial del hecho. La mujer ha tenido algunos contrapuntos: primero detalló todo lo que hizo su novio pero luego intentó apuntar a que estaba fuera de sí, coincidiendo con la estrategia defensiva.

El letrado puso en sospecha si la mujer también tuvo algún grado de participación en el doble homicidio. No al momento de atropellar y atacar con un hacha a las víctimas, sino en un posterior ocultamiento de las evidencias.

Sin embargo, para la fiscal Lazo no hay indicios para sospechar de la mujer ya que sostiene que fue amenazada por Fernando Figueroa durante la violenta secuencia -incluso el hombre también está imputado por ese delito-.

Ivars y pareja.jpg
Adela Rodríguez y Cristian Ivars, las víctimas fatales del doble crimen en Uspallata.

Adela Rodríguez y Cristian Ivars, las víctimas fatales del doble crimen en Uspallata.

Doble crimen en Uspallata

En la madrugada del viernes 16 de abril pasado, una pareja fue hallada malherida a la vera de la ruta 7 en la localidad de Uspallata. Adela Rodríguez estaba sin vida y Cristian Ivars estaba semi inconsciente. El hombre alcanzó a dar algunas pistas sobre lo ocurrido. Quedó internado pero murió 4 días después.

Fernando Figueroa fue detenido horas del hecho de sangre después junto a su pareja. Ambos habían circulado desde Uspallata hacia Villavicencio pero en esa localidad el vehículo se quedó sin combustible. Tenía el parabrisas roto. Es que acababa de atropellar a las víctimas.

La investigación de la fiscal sostiene que las dos parejas estaban comiendo un asado en alta montaña. Cuando regresaban, hubo una discusión entre Figueroa e Ivars, ya que este último le recriminaba que estaba conduciendo en forma peligrosa. Las víctimas se terminaron bajando del Renault Scénic pero fueron atropelladas por Figueroa, quien avanzó unos metros y luego volvió para rematarlos con un hacha.

Seguir leyendo