Diario Uno > Policiales

Desvalijaron a 13 cosechadores y les robaron $20.000 en el Este

SAN MARTÍN– Después de un mes de trabajo y mientras continuaban cosechando, 13 trabajadorestemporarios norteños fueron despojados de todos sus bienes, entre ellos unos $20.000, por

desconocidos que lograron ingresar a la vivienda en donde se hospedaban. La Policía había logrado

Te puede interesar...

detener a una persona y continuaba con los allanamientos.

El robo se produjo en algún momento de la mañana del lunes, cuando los cinco obreros jujeños

y los ocho tucumanos que están trabajando en la finca de Gabriel Sotana habían salido a cosechar.

En la propiedad, ubicada en Chapanay, sobre el carril Chimbas, unos metros al norte del cruce

con la calle Cereceto, hay dos viviendas. En una habita el dueño del lugar y otra está destinada a

alojar a los obreros.

Fue por una ventana de esta segunda casa que ingresaron los ladrones y, con suma

tranquilidad, se apoderaron de dinero en efectivo, ropa y celulares de los trabajadores, para luego

darse a la fuga sin ser vistos.

"Algunos volvimos como a las 11 para hacer la comida y ahí encontramos todo revuelto", relató

Jesús Décima (17), el menor de los cosechadores.

Adentro no quedaba nada. El fruto de un mes de trabajo había desaparecido, además de toda la

ropa y la documentación personal.

"Algunos ya les habían mandado algo de dinero a sus familias, pero otros teníamos todo el

dinero acá", contó consternado Rubén Guerrero (29).

Ayer se estimaba que, entre dinero en efectivo y bienes, los ladrones se alzaron con unos

$20.000.

"(Los ladrones) son de acá cerca. Es más, hay una versión firme que dice que son pibes que

viven en Chapanay", dijo ayer otro de los trabajadores. Lo cierto es que, por el momento, la

policía había logrado una detención y continuaba con los allanamientos.

"El tacho lo están pagando a $1,50 y nosotros juntamos entre 70 y 90 por día, empezando a las

7.30 de la mañana y terminando a las 19", contó Guerrero, por lo que estimaban que la suma de

dinero robada era muy importante.

"Hoy (por ayer), algunos salieron a cosechar descalzos porque no nos dejaron ni las

zapatillas. Recién después del mediodía pudimos salir a comprarnos un par de alpargatas con las

fichas que hicimos", contó otro de los obreros.

Sotana, dueño de la finca, aseguró ayer que su propiedad ya ha sufrido 15 robos en los

últimos años y reclamó mayor control policial en la zona.