Fue luego de un allanamiento que se hizo tras conocerse el caso de una joven de 17 que había sido secuestrada y obligada a prostituirse cuando fue a pedir trabajo en ese local.

Desmantelaron un pub de Guaymallén: hubo siete detenidos

Por UNO

La policía allanó hoy en Guaymallén un pub que funcionaba como supuesto prostíbulo, detuvo a sietepersonas y además encontraron a dos niñas -de 12 y 14 años- en las que supuestamente eran obligadas

a prostituirse, al igual que la menor de 17 años que durante seis días estuvo secuestrada y había

sufrido abuso sexual luego de que la misma concurriera a ese lugar -el martes 2 de este mes- tras

conseguir el trabajo de camarera.

El hallazgo de ropa de la adolescente de 17 años durante el allamiento confirmó las sospechas

de los hechos ilícitos que sucedían en ese lugar.

La trama de esta historia comenzó el martes 2 de este mes alrededor de las 20.30 cuando la

chica –su nombre se reserva por tratarse de una menor de edad– concurrió al local, y le dijeron que

se quedara allí porque le iban a dar trabajo como camarera.

Según la denuncia que obra en la Oficina Fiscal N°9 de Guaymallén, en vez de darle trabajo la

llevaron a una casa que está en la parte posterior del local y le hicieron ingerir bebidas en las

que habían colocado droga.

Una vez que la joven no estaba consciente de sus actos y neutralizada, fue violada por cuatro

hombres, uno de los cuales de 40 años.

La familia de la menor, quien es estudiante secundaria, comenzó la búsqueda incluso a través

de una averiguación paradero y unas amigas con las cuales pensaba trabajar se sumaron a ella.

Fueron al lugar y la vieron. Sin embargo apenas trataron de hablarle un hombre tomó a la

rehén de un brazo y la introdujo a la vivienda.

Acto seguido cerró puertas y ventanas, dejando perplejas a las compañeras de la víctima. De

inmediato las jóvenes fueron a comunicarle lo que habían visto a la abuela de la menor.

Mientras tanto la propia cautiva había mandado mensajes pidiendo que no la buscaran porque

estaba bien.

A partir de ese momento comenzaron a llegar mensajes raros y en uno de ellos amenazaron a

toda la familia para que no la buscaran más.

El lunes pasado, un familiar del dueño del pub donde estaba recluida la joven –aún no había

sido inaugurado– tomó conocimiento de que la chica era buscada por la policía a partir de la

denuncia en la oficina fiscal.

Ante el estado de cosas, la joven apareció en un campo supuestamente de gitanos en Bermejo,

totalmente dopada, inconsciente y golpeada en varias partes del cuerpo. Fue socorrida por un señor

de un vivero ubicado en las inmediaciones, que la vio tirada en esas condiciones.

Este hombre se contactó con la familia de la chica y la abuela y la madre fueron a

recuperarla del lugar donde les habían indicado que había aparecido.

La llevaron a la Oficina Fiscal N°9, donde estaba el resto de la familia, y por orden

judicial fue trasladada al forense para constatar las lesiones y las violaciones de las cuales

había sido víctima.

Los certificados médicos dan cuenta de que había sido drogada y violada.

Según contó a UNO una tía de la víctima, los autores de este grave hecho siguen libres y la

familia recibió amenazas porque habían acudido a la Justicia. A través de la chica los familiares

supieron que pensaban llevársela a Chile, al igual que a otras jóvenes, algunas de las cuales

tienen tan sólo 14 años.