Pelea vecinal

Cumplía prisión domiciliaria y lo asesinaron a balazos

En medio de una pelea vecinal, un hombre que se encontraba con prisión domiciliaria, fue asesinado a balazos en González Catán y la policía busca al agresor

Un hombre de 47 años que se encontraba cumpliendo prisión domiciliaria en una vivienda en la localidad de Gonzalez Catán, partido de La Matanza, fue asesinado a balazos. todo ocurrió en medio de una pelea vecinal, informaron este lunes fuentes policiales.

El hecho ocurrió este domingo a la madrugada en la intersección de la calle Armonía y la avenida San Matías, de la mencionada localidad del sudoeste del conurbano bonaerense, donde la víctima identificada por la Policía como Matías Britez Casco, de 47 años, de nacionalidad paraguaya, se encontraba junto a un grupo de personas tomando bebidas alcohólicas.

Seguir leyendo

En ese momento, apareció un hombre conocido del barrio y atacó a balazos a Brítez Casco, quien recibió un balazo en la región abdominal.

Según las fuentes, los efectivos de la Comisaría 2ª de dicha jurisdicción tomaron conocimiento que en el Hospital Materno Infantil Dr. José Equiza había ingresado un hombre con una herida de arma de fuego y, ante esa situación, se dirigieron al lugar y se entrevistaron con familiares de la víctima que relataron lo sucedido.

Según los testimonios colectados, Casco fue atacado por un hombre conocido como “Antonio”, quien, tras una discusión, esgrimió un arma de fuego y efectuó al menos tres disparos, para luego darse a la fuga.

Momentos después, la víctima fue trasladada al hospital, conducida por sus propios familiares, aunque no logró llegar con signos vitales, precisaron las fuentes.

Según informaron las fuentes a Télam, la victima poseía tobillera de monitoreo electrónico en relación a una causa por resistencia y desobediencia a la autoridad, por lo que al momento del hecho estaba violando su arresto domiciliario.

En la causa interviene la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) temática de homicidios de La Matanza, a cargo de Federico Medone, que dispuso las medidas de rigor para dar con el paradero del autor del crimen.