Crimen en Guaymallén

Crimen del empresario Emilio Giménez: seguirá detenido en la causa el Corcho, el barra de la Lepra

Una jueza le dictó la prisión preventiva a Walter Sebastián Sáez (49), quien fue detenido por el asesinato del empresario de la feria de Guaymallén. Las llamadas de un teléfono lo ubicaron en el lugar del hecho, según la acusación

Un celular, que si bien no estaba a su nombre, igual terminó siendo la prueba clave para que este martes le dictaran la prisión preventiva al Corcho Sáez, el barrabravada de Independiente Rivadavia que está detenido por el crimen en Guamyallén del empresario Emilio Giménez (49), ocurrido hace casi tres meses.

Luego de escuchar los argumentos de la partes, la jueza Carolina Colucci se tomó unos días para resolver si Walter Sebastián Sáez debía seguir preso o no. Incluso solicitó los informes de los cruzamientos de llamadas telefónicas que se realizaron el día del asesinato y la semana anterior.

Es que la evidencia más importante del fiscal de Homicidios Carlos Torres es un celular que se halló en una de las camionetas que utilizaron los asaltantes -una Toyota Rav 4-. Si bien ese artefacto no estaba a nombre de Sáez, sí se encontraron en su registro varias llamadas a su entorno familiar: su padre, su hermano, su novia y su cuñada.

► TE PUEDE INTERESAR: Uno por uno: quiénes son los prófugos por el asesinato del empresario Emilio Giménez

La magistrada finalmente dictó la prisión preventiva y de esta forma Sáez se sumó a Cristian Rivero, quien fuera encargado de seguridad de Independiente Rivadavia y está detenido sospechado de realizar la logística previa al crimen en Guaymallén.

Resta capturar a los cuatro prófugos que tiene el expediente -Gustavo Rivero Díaz (35), Ricardo Javier Pica Andrada (30), Juan Ángel Andrada (27) y Maximiliano Martínez Llaneza (21)- sobre quienes se encontraron rastros genéticos en la escena de los hechos, según informaron los investigadores. Se presume que desde hace varias semanas se encuentran fuera de la provincia.

Emilio Giménez 2.jpg

Crimen en Guaymallén

El 15 de septiembre pasado, Emilio Giménez se encontraba en el Mercado Cooperativo de Guaymallén donde tenía un emprendimiento frutihortícola. Ese día se quedó a almorzar con un grupo de personas y en horas de la siesta salió rumbo a la casa de su madre, en las inmediaciones del club Murialdo. En su camioneta VW Amarok tenía un bolso con $5 millones, ya que el hombre solía moverse con grandes sumas de dinero por su trabajo. La víctima detectó que dos camionetas lo estaban siguiendo y llamó a dos amigos para notificar lo que estaba pasando.

► TE PUEDE INTERESAR: Crimen en Guaymallén del empresario Emilio Giménez: las coartadas de los detenidos que los podrían dejar libres

Cuando realizaba el segundo llamado fue encerrado por los vehículos -una Jeep Renegade y una Toyota Rav-. De uno de ellos se bajaron los asaltantes esgrimiendo un arma de fuego, pero Emilio Giménez hizo marcha atrás tratando de escapar e impactó al otro rodado. La situación terminó con los ladrones efectuando un disparo que impactó en el tórax del empresario y huyendo sin el botín que buscaban.