Policiales Lunes, 26 de marzo de 2018

Confirmaron que el cuerpo sacado del agua de Potrerillos era Concepción Arregui

El fiscal Gustavo Pirrello contó cómo Roberto Aduano, marido de la mujer, la engañó, ejecutó y se deshizo del cadáver.

La Justicia confirmó que el cuerpo encontrado en el Dique Potrerillos pertenece a Concepción Arregui, de 59 años, oriunda de Chile quien desapareció el 5 de febrero pasado, y su marido, Roberto Aduano, de 70 años, confesó que la mató. El fiscal de Homicidios Gustavo Pirrello detalló cómo el hombre se deshizo del cuerpo.El Cuerpo Médico Forense indicó que la causa de muerte de Concepción Arregui fueron dos disparos que recibió en la cabeza: uno en la sien y otro en la nuca. Según Pirrello el móvil del homicidio fue la separación del matrimonio y los bienes con los que se iba a quedar la mujer. Uno de ellos era la casa en la que vivía el matrimonio, en la zona de Las Compuertas, en Luján, el cual Concepción quería vender y volver a Chile. El 5 de febrero, Roberto Aduano llevó a la mujer al oculista, donde tenía un turno y después le pidió que lo acompañara a ver unos terrenos para comprar. Ese fue el engaño para que Concepción no desconfiara por el desvío del camino que iba a realizar. "La llevó al camping que queda en inmediaciones de Bomberos de Lujan", dijo Pirrello y agregó: "La mecánica de cómo ingresó Aduano el cuerpo al Dique tuvo toda una inteligencia y hubo una preparación previa por parte del imputado. No hubo discusión".Cuando llegaron al camping, a sangre fría, el hombre le dio dos disparos en la cabeza e inmediatamente le puso precintos en las manos, rodillas y tobillos, y metió el cuerpo de Concepción en una bolsa de dormir. Luego lo envolvió en una carpa y lo ató con cadenas a la cintura que estaban sujetas a un balde con cemento. Pasó por una gomería donde infló dos cámaras que iba a usar como elemento de flotación. Una vez que tenía todo lo que necesitaba, esperó que se hiciera de noche y fue hasta la zona seleccionada para arrojar el cadáver. A las cámaras infladas les agregó dos bidones vacíos de 20 litros. Dejó una linterna prendida en la costa como referencia, se puso un chaleco salvavidas que había comprado para usarlo en ese momento y se largó al agua con su sistema de flotación, desde el cual arrastraba el cuerpo de su mujer con una soga."Hizo unos 40 o 50 metros, cortó la soga que arrastraba el cuerpo y el peso hizo que el cadáver fuera al fondo", explicó Pirrello.De los allanamientos que hicieron en la casa del matrimonio, los pesquisas secuestraron cuatro armas de fuego. Ahora que el Cuerpo Médico Forense sacó los dos plomos de la cabeza de la mujer se harán pericias para determinar si algunas de esas es el arma homicida. Detenido e imputadoRoberto Aduano está detenido en la cárcel y su imputación es homicidio agravado por el vínculo, lo que prevé prisión perpetua."Para que sea femicidio tenemos que acreditar una situación de violencia intrafamiliar que no la tenemos acreditada", dijo el fiscal de Homicidios.Además, sostuvo que la defensa de Aduano no solicitó hasta el momento una prisión domiciliaria, por lo que seguirá detenido en el penal.Falta que realicen estudios psicológicos y otros elementos al expediente para concretar una audiencia donde se le pedirá a la Justicia de Garantías que se mantenga la prisión preventiva para el acusado hasta el día del su juicio. Respecto al cuerpo de Concepción Arregui, Pirrello aseguró que el Cuerpo Médico Forense trabajó toda la noche para dejar el cadáver liberado y este lunes sea entregado a los familiares y así poder trasladarlo a Chile, donde será enterrada junto con sus padres.