Una nueva autopsia

Confirmaron golpes y patadas en el cuerpo del hombre que murió en una comisaría

El cuerpo del hombre que murió en una comisaría de San Clemente del Tuyú recibió golpes compatibles con patadas de borceguíes y tonfas policiales. Hay nueve efectivos detenidos por el crimen

Por UNO

Una nueva autopsia realizada al cuerpo de Alejandro Martínez, quien murió en un presunto homicidio en una comisaría de la localidad balnearia de San Clemente del Tuyú y por el que nueve policías quedaron detenidos, determinó que la víctima recibió golpes compatibles con patadas efectuadas con borceguíes y tonfas policiales.

Fuentes judiciales confirmaron a Télam que este segundo estudio médico forense confirmó los resultados del primero e, incluso, estableció que el cuerpo tenía la nariz quebrada, algo que no había sido indicado en aquel análisis inicial.

La primera autopsia había determinado que Martínez, de 35 años, falleció como consecuencia de una "asfixia mecánica" y también sufrió numerosos golpes en distintas partes del cuerpo.

Mientras que la segunda autopsia fue dispuesta por el fiscal Pablo Mascioli, a pedido de las defensas de los policías imputados y detenidos Paola Mansilla, Christian Rohr, Carla Abigail Cantarella, Evelyn Aldana Garófalo, Maximiliano Munche, José Carlos Pereyra, Miguel Boulos, Sandro Wilfredo Sandro y Laura Chiarullo.

Todos ellos afrontan cargos por el delito de "homicidio triplemente agravado por alevosía, ensañamiento, el concurso premeditado de dos o más personas y por haber sido cometido por miembros integrantes de una fuerza de seguridad, abusando de sus funciones o cargos".

Por su parte, Virginia Creimer, médica legista, forense y perito del particular damnificado, dijo a Télam que la nueva autopsia "confirmó la abrumadora existencia de lesiones" que no solo fue constatada por ella y su equipo, sino que además los peritos de la Policía bonaerense.

"Dijeron literalmente está 'recagado a palos', en varias oportunidades", aseguró la especialista.

Creimer dijo que las lesiones encontradas en el cuerpo de Martínez son "características propias del modus operandi de la Policía bonaerense", ya que en el dorso y en los miembros superiores "marcaban el borde de la suela de un borceguí".

"Se encontraron nuevas lesiones vitales y recientes en el cuerpo cabelludo, en la parte dorsal y frontal", expresó la perito, quien solicitó que la autopsia se realice bajo el Protocolo de Minnesota.

Al realizarlo, se descubrió que en toda la región lumbar existían lesiones vitales traumáticas compatibles con golpes directos sobre la superficie corporal con elementos similares a la tonfa que utilizan los policías bonaerenses.

"En el dorso lumbar se encontraron lesiones de una longitud de 10 por 40 centímetros propias de traumatismos realizados por patadas con puntapiés y tonfas", indicó la médica.

La perito de parte aseguró que tras el resultado de la reautopsia, se estableció que Martínez "claramente fue sometido a numerosos traumatismos, a una violencia extrema, a distintos golpes, que entre ellos, le producen la fractura intercostal derecha, lo que provocó una asfixia que lo llevó a la muerte".

"En definitiva, el nuevo acto médico solo arrojo mayor luz sobre la responsabilidad de la fuerza de seguridad en la muerte de Martínez", concluyó.

En tanto, Miguel Molina, abogado de la familia de Martínez, dijo a Télam que busca "determinar los autores penalmente responsables del hecho, tanto por acción como por omisión y quienes pueden haber sido encubridores".

El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, había cuestionado el resultado de la autopsia, porque no se hallaron lesiones en el cuello vinculadas a la muerte por asfixia y, precisamente, pidió que se realice una nueva.

Los policías están acusados por la muerte de Martínez, ocurrida en la madrugada del 18 de noviembre, luego de que fuera aprehendido por provocar daños en el Gran Hotel Fontainebleau de San Clemente, donde se hospedaba, y tras ser trasladado a la Comisaría 3ª donde fue hallado sin vida en una celda.

Tras la autopsia y las pruebas recolectadas, el fiscal Pablo Gamaleri, titular de la Unidad Funcional de Instrucción 11 de Mar del Ajó, solicitó el sábado la aprehensión de los nueve policías, a los que indagó entre la tarde del domingo y el lunes por la madrugada.

Te puede interesar Lezcano Mendoza y su sobrino, imputados como coautores del crimen de Nancy Videla

Ocho de ellos se negaron a declarar, y la única que aceptó hacerlo aseguró que intervino en la detención tras un reporte de que el hombre "había hecho destrozos en la habitación del hotel" y "en todo momento decía incoherencias".

La mujer dijo que trasladaron a Martínez "alterado" a la seccional, que agredió "a patadas" cuando lo bajaron del móvil, y que fue cargado entre tres efectivos "porque forcejeaba todo el tiempo".

Te puede interesar Un bebé murió de un golpe en la cabeza y detuvieron a su madre

Aseguró además que luego del ingreso del hombre a la comisaría, ella se retiró del lugar: "Continuamos la recorrida, salimos los dos móviles a cubrir nuestra cuadrícula. Nosotros nos enteramos del deceso porque un rato más tarde nos piden que bajemos a la comisaría y nada más".

Tras las indagatorias, la causa fue remitida a la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 del partido de La Costa, su fiscalía natural, a cargo del fiscal Prieto, quien tras pedir licencia, la investigación quedó a cargo del fiscal Mascioli, indicaron las fuentes.