Diario Uno > Policiales > Libertad

Condenado por violento podría recuperar la libertad por un error del juez

El juez que lo condenó a más de 4 años de prisión efectiva se demoró en publicar los fundamentos de la sentencia. La Corte la anuló y el juicio tiene que hacerse de nuevo

La víctima, sus hijos, su familia y sus seres queridos deberán pasar otra vez por un juicio que a esta altura parece interminable. En San Juan, un hombre condenado por violencia de género y amenazas logró que la Corte de Justicia anule la sentencia por un error procesal que cometió el juez de primera instancia y en mayo podría recuperar la libertad.

Se trata de Diego Uñates, un conocido empresario de la noche sanjuanina, que está preso con prisión preventiva desde hace casi tres años. En el medio, fue condenado por dos causas sumando así unos 6 años de prisión efectiva. Una de las sentencias, la mayor de ellas, es la que la Corte de Justicia anuló en los últimos días de marzo luego de que comprobara que el juez Ramón Alberto Caballero, de Primera Instancia del Primer Juzgado Correccional, se demoró cinco días más de lo previsto por el Código Procesal de la provincia para brindar los fundamentos de la sentencia que condenaba al acusado a 4 años y 6 meses de prisión.

La decisión de la Corte tras la apelación de Uñates por el error procesal del juez obliga a que el debate oral y público se deba realizar nuevamente.

El fallo se da al tiempo que la propia Corte de Justicia de San Juan estableció como uno de los pilares fundamentales la protección de sucesos de violencia familiar, creando incluso organismos que abordan la problemática en particular. "El error procesal del juez pone a la víctima y a su familia en serio riesgo de vida", advierten allegados.

Por qué el acusado de violencia de género podría recuperar su libertad

El 8 de mayo se cumple el plazo de prisión preventiva que cursa Uñates por lo que, de no iniciarse el proceso de manera inmediata, el acusado de violencia de género y amenazas, que rompió con la prohibición de acercamiento a sus hijos menores y fue descripto por su psicólogo (prueba ingresada al expediente) como "una persona que tiene rasgos psicopáticos, que cree que el mundo se mueve por dinero y que a la ley la hace el poder", podría recuperar la libertad.

diego uñates violencia de género.jpg
diego uñates violencia de género 1.jpg

Víctima aterrada

"Todo lo que pasó en el juicio. Todo lo que se logró, quedó en la nada. Ahora hay que pasar por todo este proceso de nuevo", advirtió la víctima, una docente de Nivel Inicial que declaró en el juicio el año pasado, con 9 meses cumplidos de embarazo (de una nueva pareja), y que batalla contra su ex pareja hace años, en sede penal por su violencia y en sede de Familia por la falta de pago de alimentos y la responsabilidad parental sobre sus hijos menores, otro de los hechos que le preocupa, dado que, si recupera la libertad, podría también recuperar el ejercicio de este derecho.

"Ya ni siquiera siento bronca, sólo una gran decepción. Es una pena que la ineficiencia de muchos opaque el buen accionar y profesionalismo de unos pocos. Pero es así. No sólo se trata de cargar fuerzas físicas, metales y psicológicas para afrontar un proceso legal. Sino de un gran presupuesto económico que no todos tienen. Y cuando ves que todo el esfuerzo no valió la pena solo quieres tirar todo por la borda", dijo la víctima a sanjuan8.com

El calvario comenzó en 2007. Empezó con violencia psicológica hasta que dos años después, un episodio de violencia física la hizo abandonar el hogar conyugal, con su hijo menor recién nacido y el mayor de solo un año y medio.

Fueron ocho las exposiciones y denuncias que hizo contra su ex pareja hasta que logró que la Justicia intervenga y lo detenga, luego de que Uñates violara una restricción de acercamiento.

En 2019, el empresario fue condenado a 1 año y 6 meses de prisión por lesiones agravadas por el vínculo y amenazas contra otra ex pareja.

En 2020, se sumó la sentencia que hoy fue anulada por error del juez Caballero y que lo condenaba a 4 años y 6 meses de prisión.

La defensa pedirá que atraviese el nuevo juicio en libertad

El abogado Marcelo Fernández Valedés indicó que la prisión preventiva se vencía el 8 de mayo de 2020 pero la Justicia prorrogó ese lapso por un año. Lo hizo a raíz de los antecedentes psiquiátricos y de adicciones del acusado que estaba pronto a ser juzgado en juicio oral.

Lo cierto es que, si el juicio no se realiza antes del 8 de mayo de 2021, ya no habría ningún impedimento para que Uñates sea excarcelado.

El abogado, además advirtió que su defendido tiene problemas de salud como complicaciones respiratorias y otras falencias orgánicas que lo vuelven una persona de riesgo por la pandemia.

Movida en redes sociales

La noticia generó conmoción en la sociedad sanjuanina que conoce el caso de cerca, desde que la docente lo hizo público a través de los medios de comunicación, luego de que aparecieran panfletos pegados en las paredes de la escuela en la que trabajaba, con su foto y una falsa acusación de pedofilia. Su actual pareja también fue acusado por el propio Uñates de abuso sexual a sus hijos en una causa en la que lo sobreseyeron rápidamente.

Esta causa, por la repercusión y la peligrosidad del imputado, se volvió uno de los casos emblemáticos de violencia de género contra las mujeres y los niños a nivel nacional. La magnitud del error judicial que provocó la nulidad de la sentencia y el correspondiente proceso mantiene en vilo a la sociedad sanjuanina.

En redes sociales, el escrito que tuvo cientos de compartidas refleja lo que la víctima vivió en los últimos días:

"JUSTICIA MACHISTA E IRRESPONSABLE

Diego Uñates puede quedar libre en los primeros días de mayo por culpa de un ERROR PROCESAL del juez Ramón Alberto Caballero, de Primera Instancia del Primer Juzgado Correccional, quien se demoró cinco días más de lo previsto por el Código de Procedimiento en brindar los fundamentos de la sentencia que CONDENÓ al denunciado a 4 años y 6 meses de prisión, y que por acumulación con otra condena, llegarían a 6 años.

Este "DESCUIDO" irresponsable e imperdonable del juez CABALLERO ahora pone en peligro la vida de la ex pareja de Uñates, sus tres hijos, además de la de su actual pareja, quien también sufrió agresiones y acusaciones infundadas de este hombre.

La Sala II de la Corte de Justicia se vio obligada a ANULAR LA SENTENCIA y el correspondiente juicio a pesar de que se presentaron pruebas contundentes, y que además, en medio de la pandemia, se hizo declarar a la víctima de violencia de género que en ese momento cursaba el noveno mes de su embarazo (dos días antes de parir).

Como resultado de la IRRESPONSABILIDAD del juez, el juicio oral y público deberá hacerse de nuevo, afrontando así la víctima consecuencias económicas y psicológicas enormes, además de dejar abierta la posibilidad de que Diego Uñates, CULPABLE, recupere no solo la libertad sino también la responsabilidad parental para con sus dos hijos menores.

Esto es así porque a la inacción del juez Correccional, se suma la del Gabinete psicológico de la Penitenciaría que no brindó a tiempo su informe en la causa civil que transcurre en sede de Familia.

Vale recordar que ante la Justicia, el psicólogo José Nelios Icazzati declaró que Uñates "tiene rasgos psicopáticos que cree que el mundo se mueve por dinero y que a la ley la hace el poder".

Y AHORA QUÉ. Y QUIÉN NOS DEFIENDE. Y CUÁNTA PLATA HAY QUE TENER PARA QUE LOS VIOLENTOS QUEDEN PRESOS. QUIÉN CUIDA DE NUESTROS HIJOS. QUIÉN HACE JUSTICIA".

Seguir leyendo