Néstor Villegas, comisario general de la Policía Bonaerense, fue separado de su cargo. Fue después de una grave denuncia en su contra por acoso de parte un grupo de alumnas de la sede Julio Dantas del Instituto Juan Vucetich, en Berazategui.

Villegas ostenta el rango más alto del escalafón policial y se le adjudican frases llamativas para con sus cadetas como cuando les dijo "en la comisaría van a intentar dos cosas, cogerlas o cagarlas. Para no pagar derecho de piso, tienen que coger con su jefe”.

“Me gusta ver a las mujeres de uniforme y si tienen una teta afuera, mejor” y "se lo tienen que poner bien ajustadito para que se les note bien el orto”, son algunas de las expresiones del funcionario incluidas en la denuncia realizada por 10 cadetas y ratificada por otras 20 alumnas ante las autoridades del Instituto y la Comisaría de la Mujer de Berazategui.

villegas-1 (1).jpg
El comisario Villegas debe afrontar una grave denuncia por acoso.

El comisario Villegas debe afrontar una grave denuncia por acoso.

El comisario, de 48 años, aún no fue citado a declarar pero fuentes policiales señalan que no tuvo el mejor desempeño en sus anteriores funciones dentro de la fuerza ya sea como jefe de la Regional Atlántica y titular de la Superintendencia de Cibercrimen.

Justamente está última materia era la que enseñaba en el instituto e incluso en la denuncia se indica que en una de las clases utilizó un ejemplo poco feliz al decir: "Si ustedes se compran un consolador XXL queda grabado en Internet cuáles son sus preferencias sexuales”.

La fiscal Silvia Borrone y la Auditoría General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad de la Provincia ya tomaron cartas en el asunto y el primer objetivo de la investigación es saber si hubo algo aún más grave que el acoso y si el caso puede encuadrarse dentro de la Ley de Protección Integral a las Mujeres.

Seguir leyendo