Diario Uno Policiales
Fueron llamadas a declarar las acusadas y los peritos. La segunda jornada continuará con 7 testigos más, entre ellos el de un automovilista que presenció el terrible choque y se salvó de milagro de nos ser una vícitima más. El accidente ocurrió en 2010 cu

Comenzó el juicio en Alvear por la muerte un niño de 5 años en un transporte escolar

Cuando se cumplieron tres años del accidente del transporte escolar que se cobró la vida de Simón Cabello, un pequeño de 5 años, comenzó el juicio en Alvear.

Están acusadas de homicidio culposo agravado Norma Colombero, la conductora del Chevrolet Corsa que embistió la Peugeot Boxer en la que iban 7 niños de 4 y 5 años a la escuela, y Mirta Méndez, la propietaria del transporte.

El hecho conmocionó a la sociedad alvearense, tuvo amplia repercusión en los medios del país y fue tomado como caso testigo en la provincia para introducir cambios en la legislación que regula a los transportes escolares.

Para la primera jornada del debate oral y público presidido por la conjueza Adriana Cerini, estaba previsto que prestaran declaración las dos acusadas, sin embargo solo Méndez brindó sus apreciaciones sobre el fatídico día porque Colombero se abstuvo de declarar aduciendo que no se sentía bien.

Después se escuchó la opinión de dos peritos de la policía. El interrogatorio conducido por la querella estuvo enfocado en las medidas de seguridad del transporte escolar y en espacial si los niños llevaban colocado el cinturón de seguridad al momento del golpe.

En tanto la defensa de Méndez introdujo como prueba una pericia que estableció que el auto de Colombero desarrollo una velocidad de 64 kilómetros por hora después de impactar con la furgoneta.

Para este miércoles se espera la declaración de un experto de policía criminalística que trabajó en el lugar del accidente y al menos 7 testigos más. Además de los padres de los pequeños que iban al colegio esa mañana será crucial el testimonio de Raúl Cruz. El hombre justo circulaba por el lugar en su automóvil y los reflejos lo salvaron de no estar entre las víctimas del choque ocurrido el 23 de junio de 2010.

El caso

La colisión ocurrió alrededor de las nueve cuando el transporte escolar se dirigía hacia el colegio católico Santo Tomás Moro. La Boxer circulaba por avenida José Ingeniero y al llegar al cruce con Independencia recibió el impacto desde la izquierda del Corsa conducido por Colombero. El golpe fue de tal magnitud que la furgoneta se elevó por el aire casi un metro, dio un giro de 180 grados y volcó.

Durante el zarandeo, la puerta corrediza se desprendió, el pequeño Simón salió despedido y la Peugeot le aplastó el cráneo contra el asfalto. Cabello falleció en el instante y el resto de los niños tuvo lesiones de distinta gravedad.

 Embed      
Gentileza Nahuel Vallejos
Gentileza Nahuel Vallejos

Seguir leyendo