Una chica de 18 años recibió un disparo en su cara en un confuso hecho ocurrido en Las Heras. Hasta el momento no encontraron testigos, ni manchas de sangre donde indicaron que sucedió. Su novio estaría en la mira.

Minutos antes de las 11 de este viernes una chica de 18 años llegó al Hospital Carrillo, en Las Heras, en un auto particular conducido por su novio. Tenía una herida de arma de fuego en su cara.

Según la víctima y su pareja, indicaron que la joven salió de un negocio del barrio Colombia, de Las Heras, y al subirse al auto de su novio se dio cuenta que tenía una herida en su cara de la cual sangraba, pero que no sabe de dónde salió el proyectil.

Los médicos indicaron que tenía una herida de bala en su mandíbula y está fuera de peligro.

A los pocos minutos el muchacho dijo que iba a buscar a la madre de la víctima y se fue del nosocomio. Esto llamó la atención a los efectivos, pero poco después el joven regresó con la madre de la chica.

Mientras tanto, la Policía fue hasta el supuesto lugar del hecho, indicado por la víctima y su novio, pero no encontraron ningún vecino y comerciante que haya escuchado disparos, como tampoco hallaron manchas de sangre.

Debido a esto, aún no pueden verificar qué ocurrió, y mucho menos si dicen la verdad, por lo que el muchacho estaría en la mira de los investigadores.

Temas relacionados: