Inseguridad en Mendoza

Cayó una banda de delincuentes que torturaba y robaba en sus hogares a ancianos indefensos

Fue desbaratada una banda criminal que se dedicaba a realizar entraderas a ancianos en Guaymallén. Atraparon a tres menores, un adulto y otro está prófugo

La minuciosa tarea investigativa de la División de Robos y Hurtos de la Policía de Mendoza logró desbaratar a una peligrosa banda que asaltaba en sus domicilios a ancianos, y que generó mucha inseguridad en Mendoza, en particular entre este grupo etario, blanco de este grupo que actuaba con violencia y sadismo.

Tres menores y dos adultos, uno de ellos prófugo, formaban esta banda que asolaba en particular en la zona de Guaymallén. Su modus operandi eran las entraderas: ingresar a las viviendas de indefensos jubilados, y mediante golpes, torturas y amenazas, exigirles los ahorros escondidos y objetos de valor o tarjetas de crédito.

Tras la investigación y recopilación de datos aportados por testigos, se pudo ubicar el auto que utilizaba esta gavilla de desalmados, un Renault Clío de color azul, por lo que se solicitaron medidas judiciales y se procedió a allanamientos y la captura de tres menores, de entre 16 y 17 años, cuya identidad es preservada por su condición.

Todos ellos tienen amplios prontuarios por delitos contra la propiedad. También identificaron a dos adultos: Jesús Yorge, de 19 años, con un frondoso prontuario por delitos contra la propiedad y las personas, que quedó detenido; y Mario Gómez, de 28, con similares antecedentes. Este último está prófugo y es buscado.

banda-robos-ancianos-02.jpg
Evidencia de las lesiones que le infringieron a uno de los ancianos torturados para robarles.

Evidencia de las lesiones que le infringieron a uno de los ancianos torturados para robarles.

► TE PUEDE INTERESAR: Tres presos, dos de ellos penados por recordados crímenes, son investigados por empalar a otro recluso

Tres robos en Guaymallén

La búsqueda de esta banda se inició tras la denuncia de un robo perpetrado el pasado 2 de diciembre, en una propiedad de calle Amado Nervo, de Guaymallén. Allí sorprendieron a la dueña de casa, Rosa, de 80 años, cuando estaba en el patio. Tres de los maleantes le taparon la cara con un trapo y la hicieron ingresar a la vivienda, donde estaba su esposo Carlos, de 83, viendo televisión.

De inmediato lo llevaron al hombre a una habitación, donde lo torturaron asfixiándolo con una toalla mojada (waterboarding), y provocándole laceraciones en el cuerpo, y en especial los brazos.

banda-robos-ancianos.jpg
Por estos magros botines y algunos pesos en efectivo, los integrantes de la desbaratada banda torturaron y dejaron con secuelas físicas y psíquicas a ancianos de Guaymallén.

Por estos magros botines y algunos pesos en efectivo, los integrantes de la desbaratada banda torturaron y dejaron con secuelas físicas y psíquicas a ancianos de Guaymallén.

El botín de este cobarde asalto fue de $3.000, 130 dólares, celulares, medalla, anillos, pulseras y cadenitas varias, una bicicleta y una consola de juegos PlayStation 4.

La modalidad de robo -entradera- y las descripciones recopiladas permitieron relacionar este robo con otros dos. El más cercano en el tiempo fue el 30 de noviembre, en la calle Lafinur. Allí las víctimas fue un matrimonio de septuagenarios y su nieta. Todos fueron encerrados en el baño, y luego separaron al hombre, para llevarlo al baño de servicio donde lo hicieron desnudar sádicamente, para aplicar los tormentos ya descriptos. Así pudieron sustraer apenas $30.000 que estaban escondidos en un saco.

Antes, el 18 del mes pasado, el ataque fue realizado en la casa de Irma, de 76 años, en calle España, también de Guaymallén. Previo cegar las cámaras de seguridad, ingresaron a la vivienda y coaccionaron violentamente hasta que reveló tener unos paquetitos de billetes ocultos en un sillón, que sumaban $60.000 y u$s2.000. No conforme con ello, le sacaron la tarjeta de crédito y la de débito, con la clave.

En la causa judicial interviene Gonzalo Marzal de la Fiscalía de Robos, Hurtos Agravados y Sustracción Automotores.

►TE PUEDE INTERESAR: Condenaron al psicólogo youtuber que casi mató a su novia en una práctica sexual