Policiales Domingo, 8 de abril de 2018

Caso Próvolo: cierran la investigación y en un mes sería el debate

En mayo vence la fecha para completar la etapa de instrucción. Son cuatro los detenidos que afrontarán el debate oral

A destajo trabaja la fiscalía para cumplir los plazos y cerrar la primera parte de la investigación de los abusos sexuales y la corrupción de menores en el instituto Próvolo en Luján. En un mes se debe hacer la elevación a juicio de los primeros detenidos.En mayo vence la fecha para completar quizás la etapa más importante de la instrucción. Es que tal cual lo establece el Código Procesal Penal, un acusado no puede estar más de 18 meses preso sin que la causa haya ido a juicio oral. En esta situación están los cuatro sospechosos iniciales que abrieron la catarata de imputaciones: los curas Nicola Corradi y Horacio Corbacho y los empleados Armando Gómez y Jorge Bordón.

Nicola Corradi. Cura y director.
Nicola Corradi. Cura y director.

Todos ellos fueron arrestados a fines de noviembre del 2016 y en mayo próximo sus expedientes deben estar resueltos y con el pedido aprobado del debate oral en su contra. Si no ocurre esto, sus abogados defensores pueden pedir la libertad y la investigación debería empezar de nuevo. Es por ello que el fiscal a cargo, Gustavo Stroppiana, y sus colaboradores trabajan intensamente por estos días para cumplir la elevación en tiempo y forma.

Horacio Corbacho. Sacerdote.
Horacio Corbacho. Sacerdote.

Creen que no habrá mayores complicaciones, más allá de que es mucha la información que se procesa. Hubo innumerables declaraciones, más de 20 víctimas dieron su testimonio y se hicieron avoques para unos 50 abusos sexuales que habrían sufrido los chicos sordos en el colegio en Carrodilla. "Seguramente cumpliremos con los plazos. Hay mucho material para incorporar, el expediente ya tiene 18 cuerpos", detalló el fiscal Stroppiana.

Armando Gómez. Empleado.
Armando Gómez. Empleado.

Los primeros cuatro detenidos tienen firmes sus respectivas prisiones preventivas, bajo la acusación de abuso sexual agravado por la guarda y convivencia preexistente con menores, en concurso real con corrupción de menores. Delitos por los que podrían ser condenados a 20 años de prisión.La situación de estos hombres es considerada la parte troncal de la megacausa. "Se trata de los posibles autores materiales de los abusos. Estamos convencidos de su participación en los hechos, hay una suma de indicios que nos llevan a sostener esto. Creemos que tienen que ser condenados", agregó Stroppiana.

Jorge Bordón. Monaguillo.
Jorge Bordón. Monaguillo.

El sacerdote Nicola Corradi se encuentra en prisión domiciliaria por cuestiones de salud -tiene 83 años-, en tanto que los otros sospechosos están en la cárcel en Boulogne Sur Mer.El comienzo del caso tuvo un quinto implicado, quien había sido detenido también en 2016 y que recibió las mismas imputaciones, aunque recientemente fue declarado inimputable. Se comprobó que es hipoacúsico, padece un retraso psicológico y también fue abusado en el instituto. Los peritos determinaron que no comprende la criminalidad de sus actos y quedó alojado en el pabellón judicial del hospital El Sauce. Esta persona en su momento fue una de los más complicadas, ya que en una prenda íntima de una víctima se había encontrado ADN suyo.El resto de los acusadosEn total son 14 los imputados del Próvolo. Los tres que están la cárcel, tres con arresto domiciliario y otros ocho en libertad.Además de Corradi, están detenidas en un una vivienda la monja Kosaka Kumiko y quien fuera la representante legal de la escuela, Graciela Pascual. La religiosa japonesa está imputada como partícipe primaria en tres hechos de abuso y autora en casos de corrupción de menores. En tanto que la otra mujer está sospechada de ser partícipe necesaria de los vejámenes.Imputados pero en libertad están las ex directivas Gladys Pinacca, Valeska Quintana, Laura Gaetán y Cristina Leguiza, la psicóloga Cecilia Raffo y la monja Asunción Martínez, todas por el delito de encubrimiento. Los restantes involucrados son la cocinera Noemí Paz, sindicada por ser partícipe primaria en abuso sexual simple, y Apolinario Choque, el jardinero sospechado de un abuso simple.La elevación a juicio en las causas de estas personas se irá realizando una vez que se concrete la de los primeros cuatro detenidos. Luego, la Justicia determinará si se realiza un solo juicio con los 14 acusados o si se divide.