Tres delincuentes fueron capturados el fin de semana como principales sospechosos de una seguidilla de robos ocurridos en varias cabañas de Potrerillos, que estaban sin moradores debido a que no hay turismo por el confinamiento estricto. La Policía aseguró que las víctimas están autorizadas para viajar hasta sus propiedades. Buscan a otros cómplices.

Los robos ocurrieron en las últimas semanas en al menos cinco cabañas que estaban completamente equipadas, pero sin ningún cuidador propietario ni inquilino, por lo que los delincuentes actuaron con total tranquilidad.

De todas formas, esta situación fue advertida por quienes viven en la zona de Potrerillos, que alertaron a la Policía sobre movimientos extraños de unos hombres en auto.

Con los datos aportados por los testigos, los efectivos hicieron un rastrillaje y capturaron a tres delincuentes, secuestraron un auto y recuperaron varios electrodomésticos que fueron robados. Las medidas seguirán, ya que creen que hay otros cómplices en estos robos.

Ante esta situación, hubo un gran malestar entre los propietarios de las cabañas quienes aseguraron que lo que encontró la Policía no es todo lo que robaron. Además, reclamaron que no los dejaron subir a sus casas en Potrerillos por las restricciones que rigen durante esta semana y que se extenderán hasta este domingo en la provincia.

La Policía aseguró que los dueños de las cabañas están autorizados para viajar e ir a reparar o verificar los daños que sufrieron y los elementos que les faltan, pero después de las 18 ya no puede circular nadie debido a las medidas sanitarias impuestas hasta el 30 de mayo en Mendoza y el resto del país. Advirtieron que solo puede trasladarse un propietario.

Mientras, las víctimas de estos robos piden por las redes sociales que la gente no compre artículos que sean de dudosa procedencia y que denuncien en caso que vea a alguien que los ofrezca.

Seguir leyendo