Policiales Lunes, 5 de diciembre de 2016

Atraparon un prófugo con causas de violencia de género, abuso sexual, estupefacientes y robos

Héctor Pacheco fue recapturado frente al Hospital Central. Había violado una salida transitoria. Cayó gracias a sus publicaciones de Facebook.

Facebook era su principal herramienta para contactar con menores y terminó siendo también su propia trampa. Un hombre volvió a caer en las manos de la Justicia luego de fugarse del penal y ser denunciado por abusar sexualmente de una niña y por violencia de género.

El protagonista de la historia se llama Héctor Ayul Pacheco Lescano, quien hasta el 18 de junio pasado se encontraba alojado en el penal de Boulogne Sur Mer por tres causas de robos. Esa jornada el hombre debía regresar tras una salida transitoria pero no lo hizo, por lo que quedó con pedido de captura.

La novedad surgió meses después, cuando la pareja de Pacheco efectuó una denuncia en su contra. Detalladamente, la víctima aseguró que se encontraba regresando de Buenos Aires cuando el sindicado llamó a su madre para amenazarla y decirle que la iba a esperar en la Terminal de Guaymallén.

La mujer mayor pudo contactarse con su hija quien, rápida de reflejos, descendió del colectivo en San Martín y se dirigió a una dependencia policial para notificar sobre las amenazas en su contra.

En una segunda declaración ante el fiscal de Guaymallén Gonzalo Marzal, la víctima aseguró que Pacheco también había abusado de su hija de 11 años -el individuo no es el progenitor- hace algunos años cuando vivían en Buenos Aires.

El hombre quedó con pedido de captura y los miembros de la División Búsqueda de Personas comenzaron a seguir sus pasos. Para esto fue clave un dato que brindó la denunciante: su perfil de Facebook.

Los sabuesos policiales comenzaron a rastrear sus movimientos en la red social y notaron que el sindicado tenía de amigas a varias menores de edad, a quienes les publicaba su teléfono celular y se juntaba para tener relaciones. El mecanismo era similar en casi todos los casos: las citaba en las inmediaciones del Hospital Central, las invitaba a comer algo y luego las llevaba a un hotel cercano para entablar relaciones.

Cerca de las 21, los efectivos policiales sabían que el hombre iba a merodear por esa zona así que montaron un operativo con resultado exitoso. Pacheco ahora quedó a diposición del fiscal Marzal, quien investiga la causa de coacciones agravadas por violencia de género. En tanto que el expediente por el abuso sexual será remitido a la Justicia de Garantías, quien deberá dejarlo a disposición de un investigador judicial de Buenos Aires.

El sujeto también será investigado por la Justicia Federal ya que al momento de su detención le encontraron 20 cigarrillos de marihuana.

Más noticias