Policiales Jueves, 18 de octubre de 2018

Así fue el asalto que terminó con la muerte de un ladrón

Se trata del hecho ocurrido en el mercado El Nono, del centro de Corralitos, en Guaymallén, donde un delincuente solitario quiso escapar con el dinero de la caja.

Marcelo Cornejo, de 25 años, intentó asaltar en un mercado de Los Corralitos. Antes de escapar fue atrapado por dos empleados que no lo dejaron huir y murió. Tenía antecedentes e investigan si había consumido drogas.

Era un día normal en el autoservicio de calle Severo del Castillo 4.949, en pleno centro de Corralitos, en Guaymallén, hasta que a las 19.30 del miércoles ingresó un joven que despertó la sospecha de varias personas que estaban allí.

Todo quedó registrado en las cámaras de seguridad del comercio, lo que facilitó para esclarecer cómo fueron los hechos.

El ladrón estuvo aproximadamente 4 minutos dentro del negocio. A la cajera le había llamado la atención y lo había mirado mientras pudo, debido a sus movimientos extraños dentro del lugar.

Antes de salir, en lugar de pasar por la fila, se metió por el otro lado para acceder a la caja y así como si nada sacó el dinero que estaba allí, según se pudo ver en la filmación.

En ese momento la cajera y otro hombre que estaba allí lo quisieron sacar mientras le preguntaban qué pretendía hacer.

En ese momento, el joven delincuente intenta escapar, pero la situación fue advertida por dos empleados del sector de carnicería, que está al fondo y que escucharon los gritos de la mujer.

Inmediatamente fueron hacia adelante, justo cuando el joven ladrón estaba por salir del negocio, lo atraparon y lo sujetaron para que no escapara, mientras llamaban a la Policía.

Varios testigos indicaron que los movimientos del ladrón eran extraños, con cierta torpeza, por lo que pensaron que estaba drogado o alcoholizado. Incluso dijeron que tenía un olor muy fuerte.

Mientras el bandido era sujetado por los empleados, se descompensó y sufrió un paro cardiorespiratorio.

Una ambulancia del Servicio de Emergencias Coordinado llegó hasta el lugar, le hicieron reanimación, pero no revirtieron la situación y constataron la muerte.

Por la investigación, apoyada por las imágenes, se determinó que el joven no tenía ningún arma, sino que simplemente fue a robar de una manera poco común para los especialistas.

A pesar de esto, el director de Policías, Roberto Munives, indicó que el joven bandido, oriundo de Maipú, había cometido robos similares y que hace poco tiempo había salido del penal.

El fiscal de Homicidios Horacio Cadile demoró a los dos empleados que atraparon al ladrón para tomarles una declaración informativa, y luego recuperarían la libertad, debido a que no se trataría de un homicidio, sino de una muerte natural.

Dato llamativo

Varias personas se acercaron al lugar del hecho y preguntaban por quién era el delincuente muerto, para corroborar de quién se trataba.

Según los pesquisas, es posible que el ladrón haya tenido la complicidad de otro hombre, quien lo iba a ayudar a escapar del lugar rápidamente.

Más noticias