Policiales Martes, 1 de mayo de 2018

Admitió ser el autor de un asesinato y lo condenarán a 15 años de prisión

Es la situación de un joven de 24 años, uno de los dos detenidos por el homicidio de Francisco Montial, ocurrido hace más de un año a metros del Hospital Central.

Admitió haber participado de un homicidio el año pasado y recibirá una pena de 15 años de prisión. Esa es la situación de un joven de 24 años que aceptó resolver su futuro penal en un juicio abreviado, el cual se confirmará este miércoles.

Leandro Guzmán Arce y Alberto Acosta Díaz (23) se encuentran detenidos desde el mismo día del hecho. El 5 de marzo del año pasado, Francisco Montial (59) murió tras recibir cinco puñaladas en la plaza Almirante Brown, ubicada en Garibaldi y Montecaseros, a metros del Hospital Central.

La víctima, un trabajador de la construcción, se había bajado de un colectivo en horas de la madrugada y caminaba por ese lugar cuando fue abordado por cuatro atacantes. Tras recibir las heridas, quedó internado en el nosocomio ubicado a pocas cuadras pero perdió la vida minutos después.

Con las grabaciones de las cámaras de seguridad de la zona, Guzmán y Acosta fueron detenidos esa misma jornada. Al otro día fueron imputados y enviados al penal. Un mes después, la Justicia de Garantías confirmó la prisión preventiva.

El expediente llegó a juicio oral y público bajo la calificación de homicidio criminis causa. El fiscal Gustavo Pirrello sostuvo que a Montial lo mataron para ocultar el robo del cual había sido víctima. Los pesquisas sospechaban que le habían sustraído su billetera con algo de dinero en efectivo y documentación personal. Este delito contempla la única pena de prisión perpetua.

La semana pasada se realizó la audiencia preliminar al debate. En ella, la fiscal María Paula Quiroga y la defensa de Guzmán accedieron a realizar un juicio abreviado. ¿Las condiciones? El joven admite haber sido uno de los autores del hecho y se lo condena a 15 años de prisión bajo la calificación de homicidio simple. Fuentes judiciales comentaron que no está del todo probado que se hayan llevado elementos personales de la víctima para sostener el criminis causa.

Esto se confirmará este miércoles, cuando se realice la audiencia del juicio abreviado y los jueces acepten el acuerdo entre las partes.

La situación de Acosta es distinta. Si bien las pruebas lo complican bastante -al igual que a su presunto cómplice-, el joven afirmó que no participó en el hecho de sangre y renunció al "beneficio" de ser condenado a 15 años de prisión. Ahora deberá ir a debate oral y público donde se buscará terminar de probar su supuesta autoría y correrá el riesgo de recibir la pena de prisión perpetua.