Diario Uno > Policiales > sangre

A más de un año de su desaparición, hallaron rastros de sangre en el auto de Nora Benito

Nora Benito desapareció en diciembre del 2019 y recién ahora se realizaron algunas pericias que dieron con manchas de sangre en el vehículo de la mujer

Los peritos del equipo multidisciplinario de la procuración del Chubut hallaron muestras de sangre en el baúl, asiento trasero y una de las puertas del auto de Nora Benito, una mujer de 61 años que desapareció en la ciudad de Trelew en diciembre del 2019.

El hallazgo fue confirmado a Télam por el licenciado en criminalística Martín Costa, quien explicó que "se utilizó el bluestar (similar al luminol) en distintas partes del rodado en un trabajo que llevó casi cinco horas y a oscuras, porque así se debe trabajar, donde se encontraron varias manchas hemáticas que serán sometidas a análisis y cotejo".

Te puede interesar...

Las muestras, detectadas en el Fiat Siena de Benito, fueron remitidas a los laboratorios del Centro Nacional Patagónico (CENPAT) con asiento en Puerto Madryn, luego de lo cual se podrá determinar si son "de sangre lavada" y permiten avanzar en la investigación o descartar resultados.

Benito fue vista por última vez el 23 de diciembre de 2019 en proximidades de su vivienda, ubicada en la esquina de Cambrin y Portugal, de Trelew.

Sin embargo, la denuncia sobre su desaparición recién fue registrada el 27 de febrero del 2020 por parte de su hijo, Matías Edgardo Bagnasco, el único familiar conocido, que la radicó en Comodoro Rivadavia, a 400 kilómetros, ya que allí reside, lo que demoró el inicio de la investigación ya que las actuaciones cambiaron de fiscalía.

Martín Costa aclaró que las manchas "se encontraron en el baúl del vehículo, entre la alfombra y el piso, en el asiento trasero y en otros lugares, pero no se trata de gotas o pequeñas salpicaduras sino manchas bien detectables por el reactivo de orientación".

La causa fue caratulada como "Bagnasco Matías Edgardo s/ denuncia desaparición de persona r/víctima Benito Nora Graciela".

La fiscal que lidera la investigación, Silvia Pereira, reconoció en diálogo con Télam que "es cierto que pasó mucho tiempo desde la última vez que se vio a Nora Benito y la pericia que se hizo ayer".

"Eso obedeció a que la denuncia tardó, se hizo en otra jurisdicción y no teníamos con quién cotejar el perfil genético hasta que se logró el hisopado de su hijo, que prestó consentimiento para que se haga el cotejo", describió.

El vehículo estaba en el depósito de una casa de compra venta de autos, cuyo propietario declaró, aunque no se brindaron más datos.

La fiscal cuenta con las imágenes de las cámaras del interior de la vivienda y externas del vecindario, además de los indicios que se puedan desprender de los teléfonos que fueron secuestrados.

Quienes más insistieron en la búsqueda de Benito fueron los propios vecinos del barrio, que recurrieron en queja a los medios locales para que no quede impune la desaparición de una persona sin que se agoten todos los recursos en la búsqueda.

Lito, uno de los vecinos consultados por Télam, aseguró: "Nora era una persona querida en el barrio, amable, siempre sonriente. Una persona independiente y con un pasar económico aparentemente sólido porque tenía propiedades que alquilaba y de las que obtenía una renta".

La fiscal Pereira admitió el dato y reveló que "hay también un administrador de los bienes" aunque prefirió no avanzar en más explicaciones porque "todas las hipótesis están abiertas, incluso la desaparición voluntaria".

La funcionaria explicó que "esta es una investigación muy difícil porque no es un delito en flagrancia, de manera que hay que buscar en todo el contexto".

Además del auto de Benito, fue sometido a pericias un 'motor home', en el que no se encontraron huellas hemáticas como las que sí se percibieron el el vehículo de menor porte, añadieron los informantes.