País Domingo, 18 de noviembre de 2018

El último viaje del buque

El ARA San Juan desapareció el 15 de noviembre de 2017 con 44 tripulantes a bordo en aguas del Atlántico Sur cuando cumplía una misión militar de rutina. Cronología de lo ocurrido en un año.

6 al 9 de noviembre de 2017:

El submarino ARA San Juan realiza los ejercicios militares Etapa de Mar III en aguas del Canal del Beagle, frente a Tierra del Fuego.

13 de noviembre:

El submarino parte con 44 tripulantes del puerto de Ushuaia, en Tierra de Fuego, hacia Mar del Plata, destino al que en condiciones normales hubiera llegado a los cinco días de su último contacto.

15 de noviembre:

El submarino toma contacto por última vez. Reporta una avería en el sistema de baterías que pudo ser solucionada. Su última ubicación reportada fue a 240 millas náuticas (432 kilómetros) de la costa, en el Golfo San Jorge, al sudeste de la Península Valdés y a unos 1.300 kilómetros al sur de la ciudad de Buenos Aires.

16 de noviembre:

Ante la falta de comunicación con el submarino, que debía reportarse dos veces al día, la Armada comienza la búsqueda por mar y aire.

17 de noviembre:

La Marina confirma que no tiene información de la nave, lanza el aviso del protocolo de búsqueda y rescate de submarino (Sarsub) y comienza a recibir asistencia de otros países.

18 de noviembre:

La Armada informa que detectó siete llamadas desde el submarino a distintas bases, que no lograron conexión. Al tiempo que Uruguay pone a disposición una aeronave y Brasil envía tres buques y un avión de apoyo.

19 de noviembre:

Las condiciones climáticas dificultan la búsqueda, en la zona, hay olas de seis metros, y desde el aire se rastrea el 80% de la zona sin éxito.

Por el aire. Militares norteamericanos buscan rastros del ARA San Juan en el golfo San Jorge. Aún no hay rastros del submarino.
Por el aire. Militares norteamericanos buscan rastros del ARA San Juan en el golfo San Jorge. Aún no hay rastros del submarino.

20 de noviembre:

El presidente Macri visita a los familiares reunidos en la Base Naval de Mar del Plata. El ARA San Juan tenía fecha de arribo a esa base para la noche del 19 o la madrugada del 20.

22 de noviembre:

Se pone en marcha un gran operativo internacional por la preocupación por el nivel de oxígeno.

23 de noviembre:

La Armada informa que el 15 de noviembre se registró un evento violento consistente con una explosión en la zona donde navegaba el submarino, sobre la base de un informe de la Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares.

24 de noviembre:

El Ejecutivo inicia una investigación en la Armada para determinar su "responsabilidad" en la desaparición del submarino.

27 de noviembre:

Se conoce la información de que el submarino reportó en su última comunicación un principio de incendio, producto de un cortocircuito generado por la entrada de agua de mar, en un sector de las baterías de alimentación.

28 de noviembre:

La Armada asegura que la avería reportada por el submarino no se consideró una "emergencia". El ARA informó un cortocircuito y un principio de incendio, sin llamas, que se subsanó.

30 de noviembre:

Argentina finaliza el operativo de búsqueda y rescate de sobrevivientes del San Juan. El vocero de la Armada, Enrique Balbi, anuncia que "no habrá salvamento de personas".

1 de diciembre:

El ministro de Defensa, Oscar Aguad, asegura que continuará la búsqueda del submarino aunque reconoce que "se han agotado los días donde en condiciones extremas puede continuar la vida".

3 de diciembre:

El sumergible ruso Pantera Plus desciende a 950 metros para comprobar un "contacto" metálico detectado por un sonar.

4 de diciembre:

Aguad asegura que los materiales utilizados en la reparación del buque no fueron "de la calidad que se requería", mientras que la Armada admite por primera vez la posibilidad de que no se sepa nunca qué le pasó al submarino.

5 de diciembre:

El Gobierno reconoce, a partir de un informe de la Marina, la muerte de los 44 tripulantes: "Las condiciones del ambiente extremo del mar y el tiempo transcurrido son incompatibles con la existencia de vida humana".

8 de diciembre:

El operativo de búsqueda del submarino es tan difícil "como hallar un cigarro en una cancha (campo) de fútbol", afirma el vocero de la Armada.

10 de diciembre:

Las empresas alemanas Ferrostaal y Enersys-Hawker son investigadas por el suministro de las baterías del submarino.

12 de diciembre:

El Gobierno suspende al contralmirante Luis Enrique López Mazzeo y al capitán de navío Claudio Villamide.

16 de diciembre:

El Ejecutivo releva de su cargo al jefe de la Armada Marcelo Srur en medio de una crisis en la fuerza militar.

24 de diciembre:

Los familiares de los 44 tripulantes pasan Navidad en la Base Naval de Mar del Plata.

25 de diciembre:

La Armada detecta tres nuevos objetos en la zona de rastreo. Las condiciones climáticas dificultan la búsqueda.

15 de enero de 2018:

El Congreso Nacional conforma una comisión investigadora de la desaparición del sumergible.

7 de febrero:

El Gobierno niega que el ARA San Juan haya sido víctima de un ataque de una fuerza militar extranjera.

14 de febrero:

Argentina ofrece una recompensa de 4,8 millones de dólares por información que permita dar con el submarino.

20 de marzo:

La Armada niega que el submarino haya navegado cerca de las Islas Malvinas antes de emitir su última comunicación, como había señalado en un informe legislativo el jefe de Gabinete, Marcos Peña.

17 de abril:

La empresa estadounidense Ocean Infinity que participa en la búsqueda dice que el buque es "100% hallable" en un máximo de 100 días.

5 de junio:

El buque registró 21 anomalías en una revisión de 2016, según informan fuentes oficiales.

27 de junio:

Los familiares de los 44 tripulantes se encadenan frente a la Casa Rosada, en Plaza de Mayo, para reclamar el reinicio de las tareas de búsqueda de la nave suspendidas meses atrás.

11 de julio:

El Gobierno argentino revoca el ofrecimiento de recompensa para quien halle al submarino.

17 de agosto:

Argentina contrata a la empresa estadounidense Ocean Infinity para retomar la búsqueda con el buque noruego Seabed Constructor, equipado con cinco vehículos submarinos autónomos (AUV) y tecnología de última generación. El contrato establece un lapso de 120 días para finalizar el operativo y que se pague a la compañía 7,5 millones de dólares si halla al submarino.

10 de septiembre:

Después de algunos días de preparativos, la empresa Ocean Infinity reinicia la búsqueda.

26 de octubre:

La compañía estadounidense anuncia que suspenderá hasta febrero de 2019 la búsqueda por tareas de mantenimiento de su barco.

16 de noviembre:

El día que tenia previsto su regreso a Comodoro Rivadavia para suspender la búsqueda, Ocean Infinity comunica que va a revisar un indicio de "alta probabilidad" con una longitud de 60 metros y a unos 800 metros de profundidad.

17 de noviembre:

El Ministerio de Defensa y la Armada informan en la madrugada que el ARA San Juan fue hallado a 800 metros de profundidad por la empresa estadounidense Ocean Infinity. Posteriormente se confirmó que la nave estaba a 907 metros y que había implosionado muy cerca del fondo. Así se desprende de los escombros encontrados.

Más noticias