País Lunes, 16 de enero de 2017

Carlotto defendió a los Kirchner: "No son gente deshonesta. Tienen mucha plata, pero eso no es robar"

"Acá hay una persecución política tremenda a Cristina y a Néstor, si pudieran hacerlo resucitar para meterlo en la cárcel, lo harían", aseguró la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo.

La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, defendió a Néstor y Cristina Kirchner de las acusaciones por corrupción en contra de ambos, al afirmar que "no son gente deshonesta" y si bien "tienen mucha plata, eso no es robar". "Acá hay una persecución política tremenda a Cristina y a Néstor, si pudieran hacerlo resucitar para meterlo en la cárcel, lo harían", aseguró durante una entrevista con periodistas del diario El País de España. Carlotto abundó en elogios a los dos presidentes que condujeron el país los últimos 12 años y medio y críticas a la actual gestión de Mauricio Macri. Según la titular de la organización de Derechos Humanos, "hay que dejar todo bien clarito para que ningún gobierno pueda desarmar todo lo que es memoria". "Este Gobierno, por ejemplo, quiere olvidar. Discutieron el número de desaparecidos. Por eso no puedo cruzarme de brazos porque yo encontré a mi nieto", lanzó. La presidenta de Abuelas, al hablar sobre la corrupción durante la década kirchnerista, puso como ejemplo el caso del ex secretario de Obras Públicas, José López, que fue filmado y detenido arrojando bolsos con casi 10 millones de dólares a un convento. "Sé lo de la bolsa de los dólares pero es una persona. Es como si yo acá tuviera alguien que haga lo mismo, ¿Me van a echar la culpa a mí? ¿Qué vas a hacer si tenés empleados deshonestos?. Yo personalmente tengo la confianza de que [los Kirchner] no eran gente deshonesta. Tienen mucha plata. Pero eso no es robar", indicó. "Cuando esta gente que gobierna hoy dice que los Kirchner nos utilizaron, yo digo que, al contrario, nosotras utilizamos a los Kirchner, porque conocíamos su sensibilidad para estos temas", aseguró para rechazar los cuestionamientos desde el oficialismo al rol que cumplieron los organismos de derechos humanos durante la década kirchnerista.

Más noticias