Futbol Jueves, 26 de mayo de 2016

Torino se metió en la historia de River

Un gran gesto del presidente Antonio Vespucio Liberti llevó a su club a jugar un amistoso contra Torino (formado por un combinado italiano) por las víctimas del accidente.

Por Lucio A. Ortiz

ortiz.lucio@diariouno.net.ar

E n 1949 el plantel del Torino FC había viajado a Lisboa para disputar un partido amistoso contra Benfica, con motivo del homenaje a Xico Ferreira, capitán del equipo portugués. El Torino, campeón de las últimas 5 temporadas de Italia, llevó a todas sus figuras. Lamentablemente el viaje de vuelta se convirtió en una catástrofe, ya que al volver de Portugal, el avión en el que viajaba el plantel se estrelló contra una de las murallas exteriores de la Basílica de Superga, en las afueras de Turín, el 4 de mayo.

El piloto del avión tuvo que cambiar de destino por problemas climáticos y en vez de dirigirse al de Malpensa (Milán), tuvo que ir hacia el de Caselle, que si bien estaba más cerca de Turín, no reunía las comodidades para recibir naves tan grandes. Fue una falla humana la que provocó la tragedia, pues el comandante equivocó los cálculos de la altura del avión y se estrelló. Se lo conoció desde ese momento como la "Tragedia de Superga".

En el accidente murieron los 18 jugadores del plantel italiano, más el DT, los dirigentes del club y tres periodistas de distintos medios italianos. Hubo 23 víctimas.

De los jugadores, 10 pertenecían a la selección de Italia.

La conmoción fue muy grande en el mundo del fútbol. De todos los países enviaban sus condolencias y desde el Club Atlético River Plate ofrecieron jugar un partido amistoso en Italia para recaudar fondos para el club y los familiares de las víctimas. La idea surgió del propio presidente de River, Antonio Vespucio Liberti. Así, el plantel del equipo argentino viajó completo para presentarse en el Estadio Comunal de Turín el 26 de mayo de 1949.

Se armó una selección de futbolistas que jugaban en Italia y se denominó al equipo Torino Símbolo. Jugaron Sentimenti, Manente, Furiassi, Annovazzi, Giovannini, Achilli, Nyers , Boniperti, Nordhal, Hansen y Ferraris.

Para River Plate entraron Amadeo Carizzo, Ricardo Alfredo Vaghi, Lidoro Soria, Norberto Antonio Yácono, Néstor Raúl Rossi, José Ramos, Ángel De Cicco, Roberto Col, Alfredo Di Stéfano, Ángel Amadeo Labruna, y Félix Loustau.

A los 24' del primer tiempo Nyers convirtió el primer gol de Torino-Símbolo, igualó un minuto después Ángel Labruna (R) y en la segunda parte Annovazzi anotó el 2 a 1 para los locales y volvió a empatar a los 36' Alfredo Di Stefano para el 2 a 2 final del partido.

En el equipo italiano entraron Moro por Sentimenti, Angeleri por Achilli, Muccinelli por Nyers y Lorenzi por Nordhal.

Setenta mil personas colmaron el Estadio Comunal turinés y además de recibir con aplausos al equipo argentino, lo despidieron con una ovación inolvidable.

Los argentinos hicieron entrega de una copa, con el nombre de su primera dama, Eva Duarte, al presidente turinés, Ferruccio Novo.

River Plate recibió como obsequio un juego de camisetas del Torino de color granate (borravino). A partir de allí los Millonarios usaron ese color para sus camisetas alternativas durante dos décadas.

En la década del '90 volvió a utilizar una camiseta en la que predominaba el color granate.

Torino, como una forma de retribuir la gentileza de River y homenajearlo, tuvo una camiseta blanca con la banda bordó.

Desde 1949 varias veces se produjeron partidos amistosos entre Torino y River Plate.

La actitud de colaboración demostrada por River Plate quedó sellada para siempre. El museo de los Millonarios y en las paredes del estadio se pueden ver placas y distintos elementos que son testigos de la amistad que quedó.

El granate que suele usar River en sus camisetas no es casualidad y tiene una historia que nació el 26 de mayo de 1949.

Más noticias