Futbol Miércoles, 13 de junio de 2018

De compras en un supermercado ruso

En Moscú se puede comprar desde chocolates con el logo del Mundial hasta elegir el pescado directamente de la pecera, también caviar y, por supuesto, ensalada rusa.

Por Lucio Alcides Ortiz, enviado especial a Rusia 2018

Entrar a un supermercado en Moscú es como descubrir un mundo nuevo. Lo inexplorado, lo llamativo y lo pintoresco llevan a un extremo de curiosidad con los productos que ofrecen las góndolas. Al ver las mayonesas se puede elegir entre una hecha con huevos de codorniz, otra con cebolla, con tomate y con aceitunas, como para no escaparle a los gustos.

En las conservadoras de comidas preparadas se destaca la ensalada rusa, creada por el cocinero ruso Lucien Oliver, de origen francés y belga, que nació en 1838 y murió en 1883. Se hizo popular bajo el nombre de ensalada Olivier y se divulgó al mundo como "ensalada rusa" con papa, arveja y zanahoria. Acá en Moscú tiene variedades con huevo, jamón, calamares, mariscos, apio y tantas otras para confundir los paladares y hacerse la pregunta ¿cuál es la más rica?

Oro punto que no deja de sorprender es el relacionado con los pescados, con especies marinas que sólo conocemos por documentales. Hay ahumados, con salsas, y hasta se puede elegir uno grande de una pecera, que pasa de la red al chuchillo en forma inmediata.

Si vamos a las góndolas de los enlatados o en frascos el rey es el caviar. Hay barato, como una lata de sardinas o de atún, para nosotros, están los más caritos (80 o 90 pesos) y los que llegan a 3.000 pesos nuestros, el frasquito de caviar negro.

Por el lado de las bebidas hay vodka como para no terminar de conocer las clases que aparecen a la vista. Y también está el paraíso para los cerveceros. Están las producidas en Rusia y las que llegan de distintos países europeos y asiáticos. Por menos de 20 pesos argentinos se puede comprar una lata de medio litro de marcas conocidas.

Los chocolates aparecen con etiquetas referidas al Mundial y son la perdición para cualquiera y más si valen menos de la mitad que en Mendoza.

Después del recorrido nos quedamos con algo simple para una noche ideal. Una buena cerveza acompañada por unos palitos con sabor a salchichas ahumadas de Baviera. ¡Qué tal!

Seguí el Mundial por nuestras redes:

Facebook: @diariouno

Instagram: Lucio Ortiz @lucioalcidesortiz y Ovación online @ovaciondiariouno

Twitter: @ovacion

Dejanos tu comentario