Los Wallabies y una campaña con muchos altibajos

Por UNO

La campaña de Australia en esta RWC tuvo sus altibajos, con algunos movimientos de ataque que rememoraron viejas épocas para darles aires de esperanzas, pero un gigante llamado Inglaterra le terminó dando un baño de realidad en los cuartos de final.

Los Wallabies aterrizaron en Japón con esperanzas de repetir viejos logros. La victoria por 47-26 ante los All Blacks en agosto, les cambió el panorama para soñar con un futuro a corto plazo mejor y por qué no lleno de gloria.

Pero el equipo dos veces campeón de la RWC comenzó un camino complicado en el Grupo D con un arranque duro frente a Fiji que pudo sacar adelante. Fue un llamado de alerta para un equipo que hizo foco en esforzarse para dar lo mejor de la mano de Cheika.

Tanto Australia como Gales sabían a priori que el que ganaba el enfrentamiento entre ambos podía llegar a tener un camino más tranquilo después de la fase de grupos. En respuesta a esto, el entrenador aussie sorprendió con el XV inicial que enfrentó al XV de Gatland: afuera Nic White y  Christian Lealiifano para darle lugar al experimentado  Will Genia y a un jugador que estaba fuera de forma como  Bernard Foley.

La apuesta salió mal y no pudieron sacar a relucir ese juego expansivo y abierto con la pelota en las manos, a pesar de insinuar que volvían con todo para ser candidatos. Ambos jugadores salieron casi en el arranque del segundo tiempo y nadie pudo evitar la dura derrota ante Gales por 29-25.

Después de la dolorosa caída, aparecieron ciertos brillos y destellos en las victorias ante Uruguay y Georgia. Parecía que se gestaba una suerte de reconstrucción llena de esperanzas de la mano de un joven talento llamado Jordan Petaia.

Con 19 años se convirtió en el jugador más joven en debutar en una RWC para Australia, apoyando un try y asistiendo otro en sus primeros 40 minutos de estreno con la camiseta dorada. Esa fue la apuesta que le salió bien a Cheika, que llevó a ponerlo al nuevo talento de segundo centro titular ante Inglaterra, en los cuartos de final.

Lamentablemente, fue mucha responsabilidad para un joven que no pudo cumplir con lo que se esperaba desde su país natal y con un Cheika que admitía estar feliz y con cierta ironía, ya que no tenía un plan B pero se notaba su ambición. Finalmente Inglaterra fue superior y envío al viejo rival de vuelta a su casa.

¿Cómo le fue?

Victoria ante Fiji 39-21

Derrota con Gales 25-29

Victoria ante Uruguay 45-10

Victoria ante Georgia 27-8

Derrota con Inglaterra 16-40

Australia en números

0 - El número de veces que Michael Cheika bajo la conducción de Australia venció al Inglaterra de Eddie Jones en siete enfrentamientos.

0 - El número de veces que Jordan Petaia había jugado de segundo centro para Australia antes del enfrentamiento de cuartos de final ante Inglaterra.

0 - El número de metros realizados por el gigante segundo línea Rory Arnold en siete intervenciones con la pelota ante Inglaterra.

0 - Los arrepentimientos de Cheika de haber pateado la pelota solo 67 veces en todo el torneo.

Fuente: rugbyworldcup.com

Temas relacionados: