En Mendoza es inimaginable la cantidad de personas que día a día practican la pesca deportiva. No hace falta ir muy lejos para tomar dimensión de ello, ya que con sólo darse una vuelta por el Dique El Carrizal cualquier día de la semana, para dar certezas de que está lleno de apasionados por este deporte.

Podríamos hablar días enteros de todo lo referido a la pesca deportiva en Mendoza, en todas sus modalidades posibles. Historias y anécdotas en los espejos de agua hay millones, para todos los gustos. Cada uno tiene o conoce un relato fantástico, imperdible. Y en esta oportunidad haremos hincapié en todo eso, pero también profundizaremos en la actividad que lleva adelante la Federación Mendocina de Pesca, que muchos no conocen.

pesca2.jpg

Con el Dique El Carrizal como principal y más popular “cancha” de pesca en Mendoza, también te brindaremos técnicas infalibles para la pesca de costa, a fondo y de flote, para tener un verdadero “pescón”.

Diego Torres, de la Federación Mendocina de Pesca (Femepe), dio un claro panorama de las actividades que se llevan adelante en la añeja institución: “La Federación Mendocina existe hace muchísimos años. Se encarga de realizar campeonatos que están federados a nivel nacional y sudamericano. Estos torneos que se hacen en Mendoza constan aproximadamente de 12 fechas, que se dispersan en el año, en un calendario deportivo amplio, en donde el mejor pescador es el campeón. El 95 por ciento de las fechas se realiza en El Carrizal, del cual el 90 por ciento es embarcado. Hay una trayectoria en la Federación”.

pesca3.jpg

Diego, miembro del club Asespom en la Federación Mendocina, explicó: “Hay siete categorías hoy en día. Están los menores; adultos (A, B y C), senior, damas y este año se empezó a implementar la categoría kayak, que ya no depende de los clubes, sino que son competidores individuales que pescan en las mismas fechas que nosotros, con otra reglamentación, pero todo federado. Es muy amplia la convocatoria que tiene este campeonato”.

Luego agregó: “El nivel de pesca que hay en Mendoza es altísimo, es muy groso. De hecho, el actual campeón argentino de pesca es mendocino (Alejandro D’Elía). Es un ‘hijo del Carrizal’. Es muy lindo que sucedan estas cosas. Franco Rodríguez también es campeón argentino, en cadete”.

delia.jpg

El integrante de Femepe también confesó: “Nunca pensé, hasta que comencé a competir, que existiera algo así. No tanto por el nivel de desarrollo que tiene el torneo, porque hay un nivel limitado en cuanto a los recursos que se tiene, pero la categoría, la forma, cómo está todo hecho, es un trabajo muy grande. Se hace con tanto corazón y tan bien…”.

Cómo es el concurso

En las 12 fechas hay diferentes concursos, bajo la reglamentación que permita Recursos Naturales: “Hay fecha de variada, que es mojarra o dientudo, embarcado y con lombriz. Después llega la fecha del pejerrey, que también entra el dientudo y es a 40 piezas. Son 3 horas de concurso y gana el que más rápido llega a la cantidad de piezas o a la mayor cantidad en ese lapso. Se permite una caña por persona, con dos anzuelos. Hay concursos que son a pulso (a fondo), otros libres (podés ocupar la técnica que quieras, con dos anzuelos y la carnada correspondiente) y otros con balancín. La carnada que se usa es la que se permite, que es la vigente por reglamentación sudamericana: camarón rojo, camarón natural, filet de pejerrey coloreado y filet de carpa. No se permiten mojarras por ejemplo”, indicó Diego Torres.

carnada.jpg

“Hay una fecha en Malargüe y es de truchas. Son tres jornadas (dos días en Malargüe y uno más en Mendoza, que se le llama ‘la semana deportiva’, que está dentro del concurso general de las 12 fechas, pero es como paréntesis en el cuál se entregan premios. Es a dos piezas y es al mayor peso de la suma de los dos ejemplares. Por reglamentación, se cumple todo lo que exige Recursos Naturales”, agregó.

Siguiendo con el detalle de las fechas del calendario, el miembro de la Federación Mendocina de Pesca detalló: “También tenés la variada de costa, que es la pesca de dientudos y mojarra. Se puede usar solamente lombriz, como la fecha embarcada”.

concurso.jpg

“También están los campeonatos libres. Uno se llama las 24 Horas, que son dos días de pesca, al mejor pescador de pejerrey. Después hay otro muy importante que es en temporada de verano, en febrero, que es el de carpa. Este torneo no tiene valor federativo y no suma puntos en el campeonato. Generalmente no lo compite gente federada. El de carpas lleva muchísima gente. Este año teníamos un cupo de 200 personas y se completó. Si había para 400, se llenaba. Es impresionante”, completó.

Técnicas que no fallan para la costa de El Carrizal

Para la pesca de costa en El Carrizal, lugar preferido por los mendocinos para realizar pesca deportiva, te brindamos tres técnicas infalibles para tener una muy buena jornada de pesca.

pesca1.jpg

Hay tres elementos que uno siempre tiene que tener en la caja de pesca, para pescar a fondo o a flote.

Para pescar pejerreyes a flote hay que utilizar un torombolo o chirimbolo, que es una línea que consta de una boya yo-yo, que consta de una brazolada de unos 15 o 20 centímetros y con una boya móvil, que va después de la boya yo-yo. En la otra punta también va un anzuelo. Es una línea infalible, que aumenta más aún las posibilidades de pescar en los meses de octubre y noviembre.

pesca5.jpg

Para pescar a fondo, estamos acostumbrados a pescar con líneas hechas con rotores y es un error garrafal. El rotor no permite una sensibilidad plena del pique. La caña siempre tiene que estar en mano. Las brazoladas unidas a la tanza o multifilamento madre, unidas con un nudo barrilito, se detecta a pulso el pique al instante, por más mínimo que sea. Muchas veces, la gente deja las cañas apoyadas con líneas con rotores y no siente bien el pique. Se reduce la capacidad de pique.

rotores.jpg

Por otro lado, en una modalidad casi nadie implementa, es la línea de troleo (similar a pescar con cucharita). Se hace con una línea con una primera brazolada de 20 centímetros y otra más extensa de 40, que sobrepase la línea del plomo. Se utiliza cuando el pejerrey está cazando y es también infalible. Uno tira, siente el pique, y clava.

linea.jpg
Pesca de pejerrey de orilla( dique el Carrizal)

Dónde está el pique y qué carnada usamos

Diego Torres, experimentado pescador e integrante de la Federación Mendocina de Pesca, dejó también algunos tips relacionados a las carnadas y el comportamiento de los peces en el popular espejo de agua de Mendoza.

bahia-del-sol1.jpg

“El tema de la carnada es muy singular. La mojara por ahí no siempre va a picar, porque no hay todo el año para el pejerrey. Lo que sí, el pejerrey se alimenta mucho del camarón. Es lo más efectivo para mí”, aseguró.

“El pique de costa se da muchas veces en algún lugar y en otros menos. Tiene que ver mucho con el cardumen, la alimentación, cómo van migrando, la reproducción, la época del año. Con el frío sale más pejerrey, pero se aleja un poco de la costa. Hay que saber sectorizarse según la época del año para poder hacer una buena pesca de costa. Esa es otra de las variables a tener en cuenta. Son singularidades que hacen a la pesca. Entender al pez es fundamental.

Anécdotas y vivencias que todo pescador debe conocer

La primera vez que fui a concursar, me tocó al lado de una persona que salió campeón. La verdad que era duro porque yo saqué 14 ejemplares (mojarras) y esa persona sacó 64. Obviamente me quedé mirándolo, porque era increíble la manera y la técnica de pescar. Al concurso siguiente me volvió a tocar con esta persona al lado mío. Saqué dos pejerreyes y él completó los 40 en una hora y pico. Tiraba y sacaba, tiraba y sacaba, tiraba y sacaba, y así… En definitiva, era el campeón argentino de pesca. Cuándo lo miraba, sentía por dentro una sensación de frustración, odio y admiración a la vez. Así que es ahí cuando uno define, si con la frustración se queda sin nada y no concursas más, o te pones a practicar. Decidí dar lo mejor de mí competir bien el campeonato. Diego Torres, miembro de Femepe

diego torres.jpg

Historias hay muchas. Tengo un sobrino, muy amante de la pesca. Tiene 10 años se la pasa sentado frente a la caña esperando el pique. Esa ansiedad de poder sacar un pez. De tan chico, llevar la pesca muy adentro. Se lo ve concentrado. No se levanta ni para tomar un vaso de gaseosa. Veo gente mayor que ya está pescando cuando yo me levanto en el Bahía. Y se hace la noche y siguen pescando. Quizás sacan muy poco, pero esa tranquilidad de estar ahí, que no les importa nada más que estar ahí junto al agua. ‘Me olvido de todos mis problemas’, me dicen. Es algo bueno, porque es un cable a tierra con las cosas que están pasando. Por lo menos tiene una opción de poder desenchufarse y dejar los problemas de lado. Daniel Figueroa, encargado del club Bahía del Sol.

daniel-figueroa.jpg

Hay un montón de historias. No es un sentimiento para mí, es un arte. Nunca se termina de aprender. Es un constante aprendizaje, prueba de error, mirar, buscar, leer… Aprender de la gente del lugar, que conoce técnicas, mañas, equipos. Se puede pescar con el mejor equipo del mundo y con el más barato que puedas tener, con una tanza y un palo que te encuentres por ahí. Es un arte. Los años te dan experiencia. En Mendoza es muy rara la pesca. Hay días que tenés buena suerte y otras que no. Personalmente uso pescar por las alergias por el estrés. El estar ahí, la naturaleza, es otra cosa. El compartir una charla, una noche, un mate, es una experiencia que no se compara con nada, más allá de que ahora no se puede compartir cosas. La pesca la siento con la misma emoción que cuando tenía cuatro años. Nunca me dormía a la noche esperando la hora de salir a pescar al otro día. Cada vez que agarro una caña siento la misma emoción y esperanza de ver si va a picar algo. Franco Braconi, reconocido pescador mendocino.

franco-braconi.jpg

Lo que nos pasó una vuelta en El Carrizal fue que una tarde estábamos pescando en el medio del lago con mi papá y mi tío, en un botecito para tres personas, a remo. Por ahí vimos una avioneta de las que andan por ahí, que según me han dicho son las de los pozos petroleros. De repente vimos que empezó a perder altura y se empezó a arrimar hacia donde estábamos nosotros. Se vino a pique y nos hizo un vuelo rasante. Pasó como a siete metros y nos asustamos muchísimos. Mi tío casi se tira del bote. Sentimos el aire de la avioneta. Jorge Romera, reconocido pescador mendocino.

jorge romera.jpg

CHEQUEÁ EL REGLAMENTO DE PESCA EN MENDOZA

PROGRAME SU PESCA

pesca.jpg

Seguir leyendo