Fútbol Alan Franco

Sólo dos jugadores del Rojo llegaron a un acuerdo con la dirigencia por los sueldos

Los defensores Fabricio Bustos y Alan Franco llegaron a un acuerdo con la dirigencia de Independiente respecto de la deuda y continuarán las negociaciones de manera individual, mientras otros doce integrantes del plantel buscarán regularizar su situación tras intimar al club en forma judicial para cobrar su salario.

Te puede interesar: La actividad que descubrió Dybala en plena cuarentena del coronavirus

 Embed      

Bustos y Franco, surgidos de sus divisiones inferiores, son dos de los futbolistas que la dirigencia pretende cuidar porque tienen chances de ser transferidos a mitad de año, si es que llega una oferta que deje satisfechos a los directivos de la entidad de Avellaneda, y ambos se sumaron a los juveniles de Primera División que prácticamente están al día con sus sueldos.

Según publicó el sitio partidario Infierno Rojo, en las próximas horas se cancelarían las deudas de otros tres jugadores, que tienen salarios acorde a la media del fútbol argentino y la intención de la dirigencia es dejar para el final a aquellos futbolistas que encabezaron el reclamo y perciben los mayores ingresos.

Además, cuando ya se hayan regularizado los pagos con integrantes del plantel, el secretario general del club, Héctor Yoyo Maldonado, adelantó que se renegociarán los contratos y que Jorge Burruchaga intercederá como manager.

"Vamos a arreglar con todos los jugadores, pero tenemos que negociar cómo afrontar la crisis que golpea al fútbol", explicó Maldonado.

"En junio habrá ventas para reducir el plantel. Nosotros hoy tenemos pedidos por varios jugadores del plantel. Va a estar un poco devaluado el mercado, pero las cifras son muy importantes", agregó.

Por último, Maldonado detalló cómo está la negociación por el delantero Leandro Fernández, la cual luego de un pedido de resarcimiento, parece estar "un poco más flexible".

El domingo, el representante del delantero, Cristian Bragarnik, reveló que pidieron "un resarcimiento económico" para extender su vínculo con el Rojo, que vence el 30 de junio próximo, porque "puede quedarse con el pase en su poder".

"Hace cuatro años y medio que Leandro tiene contrato con Independiente. Los directivos se acercaron en diciembre para extender, les pasamos una propuesta dándoles la prioridad pero obviamente debe haber un resarcimiento económico para el jugador", sostuvo Bragarnik en declaraciones a radio La Red.

"Hablamos con el representante y el jugador, en su primer momento hubo un pedido de un resarcimiento pero ahora la cosa está un poco más flexible. Nos dieron una esperanza para que el jugador se quede", cerró Maldonado.