Análisis y opinión

Política y sentimientos, según Milei: "Fátima seguirá generando riqueza desde el sector privado"

Es evidente que vamos a tener que acostumbrarnos a manejar un cocoliche entre economía, teatro de variedades y política

Javier Milei aseguró que Fátima Florez (42) "continuará produciendo riqueza desde el sector privado, que es donde se genera el trabajo". Esa es la posición "oficial" que dio a conocer el presidente electo ante el periodista político Marcelo Longobardi, al hablar sobre la relación sentimental que tiene con la actriz cómica e imitadora.

Había dudas -las hay todavía- acerca de si ella iba a posponer su actividad artística para pasar a ser una formal primera dama, como fue el caso de la comunicadora, modelo y panelista Fabiola Yañez, esposa de Alberto Fernández.

Digamos de paso que ya es tiempo de eliminar de los protocolos esa fulera etiqueta de primera dama que juega a ser algo principesco en una democracia republicana, pero que en realidad es una berretada en un país donde su Himno defiende "la noble igualdad" de todos sus habitantes.

Milei-Florez.jpg
Imagen de Javier Milei y Fátima Flórez cuando pasaron por el Teatro Colón, donde recibieron abucheos de un sector del público.

Imagen de Javier Milei y Fátima Flórez cuando pasaron por el Teatro Colón, donde recibieron abucheos de un sector del público.

Calidad y precio

No sabemos si Milei ha fijado esa posición respecto del trabajo de su novia siguiendo preceptos de la Escuela Austríaca de Economía, pero dígame, lector/a, si el siguiente concepto del libertario no es una inusual mezcla de dinero y amor. Tome nota.

"Fátima es una mujer brillante. Es exitosa sirviendo al prójimo con un bien de la mejor calidad y a buen precio. Vos pagás y te llevás dos horas de alegría. Ese es el valor que ella aporta", describió el libertario.

Es evidente que vamos a tener que acostumbrarnos a manejar un nuevo cocoliche entre economía, teatro de variedades y política. Lo ratifica el hecho de que el electo mandatario ha insistido en que "no veo por qué yo debería ser tan egoísta de privar a los argentinos de un show de la magnitud de los que presenta Fátima". Aprendan las feministas que nunca han cuestionado con fuerza lo de "primera dama".

"Imprudente"

Los periodistas de espectáculos han opinado que ven muy difícil que Fátima haga teatro en Carlos Paz o Mar del Plata como estaba acostumbrada. "Sería muy imprudente", dijeron desde Marina Calabró hasta Ángel De Brito.

Argumentaron que la oposición podría aprovechar la presencia de la cómica en los escenarios "para reclamarle por problemáticas económicas del país", lo cual demandaría una logística especial de seguridad para Fátima, que muchos verían como un gasto innecesario por parte del Estado.

Otros sostienen que lo más factible es que Fátima no haga temporada de verano, aunque sí algunos shows esporádicos. Hasta "Pitty, la numeróloga", famosa por el escándalo político que generó su payasesco pero suculento contrato con el Banco Nación, ha pronosticado que la novia de MIlei podría ser madre durante la gestión del libertario.

El inefable Baby Etchecopar no demoró en criticar el protagonismo de Fátima en los dos escenarios en los que Milei se dirigió a sus seguidores tras el triunfo. Para Baby, la dama se pasó de rosca haciéndose ver como si ella fuera la protagonista de la noche. Después fue lapidario: "igual, no creo que vaya a durar mucho".

Como pasó en el gobierno de Carlos Menem, donde la política y el show fueron muchas veces de la mano, la gestión de MIlei puede que pinte también para ese lado porque tanto él como Fátima Flórez (que tiene un millón de seguidores en las redes) son personas muy permeables a la exposición pública.

Lo concreto es que el señor de la motosierra insistió ante los incrédulos que "ella seguirá vinculada a sus compromisos laborales".

Fátima Florez Javier Milei.jpg
Javier Miley Fátima Florez cuando estuvieron en la mesa de Mirtha Legrand.

Javier Miley Fátima Florez cuando estuvieron en la mesa de Mirtha Legrand.

¡Al Colón, al Colón!

Ante la falta de precisiones sobre la cuestión económica (no sabemos ni el nombre de quien será su ministro del área) porque "la responsabilidad hasta el 10 de diciembre es de Massa", debemos hacer hincapié en otros aspectos menos técnicos pero más vistosos, de esos que han sido parte de la pulpa de su arrasadora campaña política. Hablamos del envase, de las formas a las que apela Milei.

En ese sentido no se puede dejar de mencionar la jodona felicidad que exhibieron Javier Milei y Fátima Florez dos noches antes del domingo 19 cuando hicieron una entrada triunfal al teatro Colón para asistir a una representación de la ópera Madama Butterfly, de Puccini. Los dos llegaron como diciendo: vamos a sacudir la modorra de este templo.

Ella con un vestido largo, rojo fuego, de opulento escote y largo tajo; y Milei con el trajecito con el que parece que durmiera vestido, como hacían Los Tres Chiflados. Esta dupla tan singular, se dio el gusto de alborotar el mundo de la ópera y de generar un bolonqui con gritos y cánticos a favor y en contra del libertario y de la imitadora, quienes disfrutaban como dos adolescentes jugando a despedir flatulencias en una misa.

Uno tiene la sospecha de que, además de pernoctar vestido, el electo Presidente duerme aferrado al celular y a la carterita esa que no suelta como si llevara el botón de la bomba con que hará volar el Banco Central.

El analista político Carlos Pagni hizo un interesante comentario sobre eso. Dijo que el verlo portar esos accesorios genera una especie de simpatía en sus seguidores porque Milei estaría demostrando que no tiene un séquito de funcionarios que le lleva las cosas, es decir que aún no es casta.

Apelamos a Balá: "Aquí llegó Milei (Milei, Milei). El show va a comenzar (ya llegó, ya llegó). Nos trae lo mejor (Milei, Milei) de su repertorio".