Análisis y opinión

El Martín Fierro, los Martín Fierro, el periodismo, la política, Milei y Cornejo en bombacha

Javier Milei tiene poco de gaucho, no es de meterse al interior del país ni para hacer campaña. Muy por el contrario, Alfredo Cornejo se mueve como pez en el agua en los pueblos chicos y agarra una costilla con la mano si hace falta

Fue una alegría saber que Círculo Rojo, el programa que Canal 7 puso al aire el año pasado y del cual tuve la suerte de formar parte junto a un puñado hermoso de colegas mendocinos, está nominado al premio Martín Fierro Federal en el rubro mejor programa periodístico del interior del país.

El interior del país es sinónimo de Martín Fierro, la obra cumbre de José Hernández que es literatura gauchesca de excelencia traducida a varios idiomas y que recrea como nadie las historias y las injusticias que viven los hombres del campo adentro argentino.

Aprender al menos una parte del Martín Fierro es obligatorio en la mayoría de las escuelas del país.

►TE PUEDE INTERESAR: Cornejo abrió el Congreso de la Juventud Radical y aseguró: "Estamos formando cuadros para el futuro"

No tan hermanos

“Los hermanos sean unidos porque esa es la ley primera” reza uno de los apotegmas más populares de esa pluma excelsa y federal.

¿Cuán “hermanos” somos los argentinos cuando peleamos por nuestras cosas? ¿Como venimos con la unión dos siglos y monedas después de haber nacido?

La política, por deformación, se niega sistemáticamente a tender lazos de hermandad. Unitarios, federales, radicales, peronistas y ahora libertarios han luchado hasta con sangre y luchan con criterios y armas egoístas persiguiendo el único fin de mantenerse en el poder, como tan maravillosamente lo expone Nicolás Maquiavelo.

Círculo Rojo 26 de noviembre 2.jpg
El equipo del Círculo Rojo nominado a los Martín Fierro: Carina Scandura, Nacho Rodríguez y Carlos Hernández.

El equipo del Círculo Rojo nominado a los Martín Fierro: Carina Scandura, Nacho Rodríguez y Carlos Hernández.

“Gracias APTRA”

Buen nombre eligió hace ya unos cuantos años la Asociación de Periodistas a cargo de esta premiación para homenajear lo más destacado de la Radio y la Televisión argentina.

Los periodistas, nucleados en 1959, buscaban una figura representativa del quehacer cultural argentino para convertirlo en bronce y primero lo llamaron premio “El Gaucho”, un año después lo rebautizaron como “El Gaucho Martín Fierro” para más tarde dar en la tecla con su popularidad final de premios “Martín Fierro”.

Como todo lo vinculado con lo artístico y cultural, este premio tuvo una noche larga de censura durante las dictaduras militares y reapareció en el epílogo del gobierno de Raúl Alfonsín.

Anfitriones del sol y el buen vino

Si bien la fiesta regada de champagne y glamour con alfombra roja por la que hace décadas pasan Susana y Mirtha se hace todos los años en la ciudad más grande e iluminada del país, el nombre de la estatuilla nos lleva derecho a la profundidad de la Argentina.

Los porteños con el interior no compiten, se da por entendido -criterio discutible- que los recursos económicos y artísticos no son iguales donde atiende Dios que en el resto del país.

La entrega del premio federal es itinerante, este año Mendoza será quien reciba a todos los nominadas de todas las provincias del país con lo cual el buen vino está garantizado. La gala será transmitida para el mundo por Canal 7 de Mendoza desde el Auditorio Ángel Bustelo.

Milei y Cornejo en bombacha bataraza

Javier Milei tiene poco de gaucho, no es de meterse al interior del país ni para hacer campaña. Es un hombre 100% urbano que idolatra a los presidentes liberales y conservadores como Domingo Sarmiento quien a pesar de haber nacido en San Juan, veía en el gaucho un símbolo de la decadencia, el atraso y la barbarie.

Javier Milei Espana.jpg
El presidente Javier Milei en su gira en España.

El presidente Javier Milei en su gira en España.

De hecho, su obra literaria “Civilización y Barbarie” sentó las bases de la Argentina de siglo XIX y XX junto con la obra “Bases y puntos de partida para la organización política de la República Argentina” de Juan Bautista Alberdi, otro de los ídolos de Milei de quien hasta ha copiado casi textual el nombre de su proyecto ventilado extensamente en el Congreso nacional.

El homenaje de Milei a Carlos Menem de esta semana es lo que más lo arrima a un gaucho. Menem proviene de una provincia de caudillos, de hecho Facundo Quiroga, musa bárbara inspiradora de Sarmiento (y también primo del sanjuanino), era riojano.

En Menem se da una paradoja: al momento de aplicar políticas, el hombre de Anillaco parecía un hombre de la urbanidad, compró el paquete neoliberal consumista de los ‘90 y lo aplicó a rajatabla en el país industrial y rural de interior profundo del cual provenía.

Muy por el contrario al presidente Milei, Alfredo Cornejo es un hombre del interior profundo: Eugenio Bustos, interior de San Carlos, interior de Mendoza, interior cordillerano argentino.

Alfredo Cornejo 2024.jpg
Alfredo Cornejo, gobernador de Mendoza.

Alfredo Cornejo, gobernador de Mendoza.

El Gobernador se mueve como pez en el agua en los pueblos chicos, agarra una costilla con la mano si hace falta y le entra a la bota de vino aunque sea para la foto. Se divierte con la festividad campera y habla como si fuera uno más en todos lados.

El poder, la política y los premios

Un premio o una nominación no es más que un estímulo: ni siempre gana el mejor ni siempre pierde el peor.

A los periodistas que desmenuzamos la realidad política, el reconocimiento nos ayuda a seguir creciendo en un oficio difícil y lleno de zancadillas.

El poder busca, de manera natural y casi por supervivencia, acallar voces críticas en especial del periodismo y está dispuesto a cualquier cosa por dañar a su enemigo, incluso a sponsorear mensajes falsos o fake news cómo se dice ahora. “Los hermanos sean unidos”.

Contra esas fuerzas y desigualmente luchamos cada día los periodistas. ¡Que gane el mejor! Mayo 2024