Diario Uno > Mundo > Madre

Una madre usó una muñeca para fingir que su hija estaba viva

Una madre usó una muñeca para fingir que su hija estaba viva. La mujer, junto a su novio, asesinó a su pequeña hija de 2 años y arrojó el cuerpo a un lago

Una madre usó una muñeca para simular que su hija estaba viva. La mujer, junto a su novio, asesinó a su pequeña hija de 2 años y arrojó el cuerpo a un lago. Para fingir que estaba viva, paseaba una muñeca. La justicia la condenó a 20 años por manipulación de cadáver.

El macabro hecho sucedió en Texas, Estados Unidos y el tribunal encontró culpable a Tiaundra Christon por eso fue sentenciada a la pena máxima. También su novio, Kenny Hewett recibió la misma condena.

Te puede interesar...

La misma madre fue la que realizó la denuncia de que su hija, Hazana Anderson, había desparecido con el objetivo de ocultar su asesinato. Sin embargo los investigadores encontraron el cadáver de la pequeña envuelto en una bolsa de plástico y atado con una soga a una roca en el fondo de un lago.

Producto de una ardua investigación, varios testigos aseguraron haber visto a Tiaundra pasear a su hija en cun cochecito pero descubrieron que había usado una muñeca con el tamaño de su hija para disimular. Esta muñeca fue encontrada en un contenedor de basura en las cercanías de su casa.

Cuando la madre confesó el truculento crimen reveló que fue su novio el que le pegó una paliza con un cinturón porque lloraba mucho. No contento con esto le pidió a la madre que también la castigara. Fue tal la paliza que la niña perdió la conciencia. Los asesinos metieron a la niña al agua fría para reanimarla, en ese momento la madre descubrió que la nena había sido abusada sexualmente.

Como la chiquita no despertaba, intentaron reanimarla con un secador de pelo pero la terminaron quemando. Luego de esto tomaron la decisión de atarle una roca al cuello con una soga, meterla en una bolsa y tirarla al lago.