Diario Uno Mundo cohete
Preocupación

Un cohete lanzado por China podría impactar contra la Tierra

El Long March 5B, un cohete lanzado por China, retornará a la atmósfera de la Tierra este fin de semana y sus desechos pueden caer en una zona habitada

El Long March 5B, un cohete lanzado al espacio por China, está fuera de control y volverá este fin de semana a la atmósfera de la tierra generando preocupación en el Pentágono respecto de donde pueden caer sus restos.

Mike Howard, del Departamento de Defensa, fue el encargado de anunciar a los medios que el Comando Espacial de Estados Unidos está rastreando la nave que el 8 de mayo entraría a la atmósfera de la Tierra.

Seguir leyendo

El punto de entrada a la atmósfera recién podrá ser identificado después de que el cohete vuelva aunque de todos modos el Escuadrón de Control Espacial actualizará su ubicación a través del sitio Space Track.

long-march.jpg
El cohete de 30 metros viaja a 30.000 km. por hora.

El cohete de 30 metros viaja a 30.000 km. por hora.

El Long March 5B, de 30 metros de largo por 5 de ancho, fue utilizado por China para lanzar parte de su estación espacial y aunque los desechos espaciales suelen quemarse en la atmósfera, el cohete de 22 toneladas podría volver a ingresar e impactar provocando daños en áreas habitadas.

Especialistas indican que al ingresar a la atmósfera el cohete se irá desintegrando y que la preocupación generada es exagerada. Sin embargo, Space News calificó el episodio como “uno de los casos más grandes de reingreso fuera de control de una nave espacial y podría aterrizar en un área habitada”.

China lanzó el primer módulo de su estación espacial el jueves 29 de abril desde Wenchang en la isla de Hainan. Fue el primer lanzamiento de varios módulos y se estima que la estación espacial estará en pleno funcionamiento a fines de 2022.

https://twitter.com/FronteraSpacial/status/1387608915286896647

"No es el fin del mundo"

"No es el fin del mundo y la gente no debe tomar precauciones. El riesgo de algún daño o que impacte a alguien no es insignificante, podría suceder, pero puedo decir que el riesgo es increíblemente pequeño", aclaró Jonathan McDowell, del Centro de Astrofísica de la Universidad de Harvard.

McDowell explicó que señalar hacia dónde podrían dirigirse los escombros es casi imposible por la velocidad a la que viaja el cohete: "Esperamos que vuelva a entrar entre el 8 y el 10 de mayo, y en dos días podría dar la vuelta al mundo 30 veces, porque viaja a 30.000 kms por hora. Es imposible precisar de antemano el lugar al que podrían dirigirse los escombros pero yo apostaría por el Oceano Pacífico, solo porque es la parte más grande de la Tierra", dijo McDowell.

Temas relacionados: