Mundo Jueves, 6 de septiembre de 2018

Twitter no estaba preparado para las manipulaciones en elecciones

Declaró su presidente, Jack Dorsey, ante el Senado de Estados Unidos por acusaciones de injerencias en campañas electorales.

Twitter estaba "poco preparado y mal equipado" para las inmensas campañas de manipulación que afectaron a las redes sociales en los últimos años, dijo su presidente ejecutivo, Jack Dorsey, en una declaración ante legisladores de Estados Unidos.

Dorsey y la número dos de Facebook, Sheryl Sandberg, comparecieron ayer ante el Comité de Inteligencia del Senado por las acusaciones de injerencia extranjera en las campañas electorales mediante las redes sociales y afirmó que la plataforma estaba pensada para ser como una "plaza pública", pero que no fue capaz de manejar los "abusos, el acoso, los ejércitos de trolls, la propaganda de los bots (cuentas automáticas)".

"No estamos orgullosos de cómo el intercambio libre y abierto ha sido manipulado y utilizado para distraer y dividir a las personas y a nuestra nación", afirmó a los senadores.

"Nos hemos encontrado poco preparados y mal equipados para la inmensidad de problemas que hemos reconocido", reconoció el ejecutivo tecnológico.

El senador demócrata Mark Warner, número dos de la Comisión de Inteligencia, dijo que las redes sociales "fueron tomadas por sorpresa por los descarados ataques durante nuestras elecciones" y cuestionó la capacidad del sector tecnológico de hacer frente al problema de la influencia extranjera.

"Yo soy escéptico de que ustedes sean capaces de enfrentar de verdad, en última instancia, este desafío por sí mismos", dijo el legislador durante la audiencia en la que compareció Dorsey . "El Congreso va a tener que tomar acciones en esto", advirtió.

Dorsey afirmó que Twitter no opera en base a "ideología política" y rechazó las acusaciones de ser tendenciosa contra los conservadores.

"Nosotros creemos firmemente en la imparcialidad y nos esforzamos para reforzar nuestras normas de imparcialidad", agregó el ejecutivo de la red social.

Cambios "ni rápidos ni fáciles"

El ejecutivo tecnológico dijo que Twitter está comprometido a arrancar de raíz las actividades abusivas.

La declaración de Dorsey se produce después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, acusó a los gigantes de la tecnología de "censura" y de suprimir las opiniones conservadoras.

El jefe de Twitter dijo que la red social ha intensificado sus esfuerzos para proteger lo que él definió como "un espacio público saludable", pero que los desafíos eran enormes.

"Hemos aprendido del 2016 y más recientemente de otras elecciones en otros países sobre cómo ayudar a proteger la integridad de nuestras elecciones", dijo en referencia a las últimas presidenciales estadounidenses.

"Pero todos tenemos que pensar más ampliamente, con miras a las próximas décadas. Tenemos que preguntarnos sobre la cuestión de si Twitter está incentivando a la gente a hacer (o a no hacer) y por qué", planteó el representante de la red.

Dorsey dijo que las respuestas van a llevar a cambios estructurales sobre la forma en la que Twitter y toda la industria opera.

"Los cambios requeridos no van a ser ni rápidos ni fáciles", agregó.

El fundador de Twitter también comparece ante la Cámara de Representantes para responder a las acusaciones de ser parcial lastrando a los republicanos.