Mundo Martes, 25 de septiembre de 2018

Temen mayor tensión por los misiles rusos en Siria

Rusia anunció que le proporcionará al gobierno sirio los sistemas avanzados de defensa luego del derribo del avión.

Rusia anunció que le proporcionará al gobierno sirio unos sistemas de misiles antiaéreos S-300 más modernos luego del derribo de un avión ruso la semana pasada por parte de Siria, un incidente que aumentó las tensiones regionales.

El avión de reconocimiento ruso II-20 fue derribado por los sistemas de misiles del gobierno sirio luego de que lo confundieron con un avión israelí. Las 15 personas que iban a bordo fallecieron. Rusia culpó del incidente a Israel, alegando que los aviones de combate israelíes habían provocado que su avión se acercara a la línea de fuego de Siria.

Los cielos sobre Siria están cada vez más atiborrados, ya que diversos poderes regionales e internacionales respaldan a distintas partes del conflicto.

El ministro de Defensa ruso, Serguei Shoigu, detalló en una declaración por televisión las medidas decididas por Moscú, con las que claramente refuerza las capacidades de defensa del régimen de Bashar al Asad.

"Estamos convencidos que la implementación de estas medidas enfriará el ardor de algunos e impedirá los actos sin reflexión que constituyen una amenaza para nuestros soldados", dijo el ministro.

"En el caso contrario reaccionaremos de manera apropiada ante la situación", añadió.

Además advirtieron que la navegación por satélite, los radares de a bordo y los sistemas de comunicación de la aviación militar que ataquen blancos en el territorio sirio serán bloqueados .

Mensaje de EE.UU.

En tanto, el gobierno del presidente estadounidense Donald Trump advirtió a Rusia que proporcionar a Siria un sistema de defensa avanzado sería un "grave error" y debería reconsiderar. Agregó que las fuerzas de Estados Unidos no abandonarán el territorio hasta que Irán lo haga.

El asesor de seguridad Nacional John Bolton dijo que la entrega de sistemas S-300 aumentaría "significativamente" las ya altas tensiones en la región. Por su parte, el secretario de Estado Mike Pompeo dijo que comentaría el tema con su homólogo ruso Serguei Lavrov en la Asamblea General de la ONU.

"Consideramos que entregar el sistema S-300 al gobierno sirio sería un aumento significativo a las tensiones por parte de Rusia y algo que esperamos, en caso de que estos reportes de la prensa sean ciertos, que reconsideren", dijo Bolton.

"Tenemos fuerzas armadas en la zona de las que nos preocupamos", dijo Bolton. "Los israelíes tienen el derecho legítimo de defenderse contra la conducta agresiva de Irán, y lo que todos estamos tratando de hacer es reducir las tensiones, así como la posibilidad de nuevas hostilidades. Es por ello que el presidente Trump ha hablado sobre este tema y por lo que consideraríamos como un grave error la introducción de los S-300" al gobierno sirio.

Poco antes del incidente, ataques israelíes habían impactado algunas partes de Siria, supuestamente para evitar que un cargamento de armas llegara a manos del grupo guerrillero libanés Hezbollá, apoyado por Irán.

Rusia lanzó una ofensiva en Siria para apoyar al presidente Bashar Al-Assad en 2015 y pese a que la alianza cambió el rumbo de la guerra a favor de las fuerzas gubernamentales sirias, Moscú ha tratado de mantener un equilibrio y de mantener buenas relaciones tanto con Irán como con Israel.

Bolton dijo que Estados Unidos mantendría su presencia militar en Siria hasta que Irán no esté activo ahí. "No vamos a irnos mientras las fuerzas iraníes estén fuera de las fronteras de Irán y eso incluye a los representantes y milicias", aseveró.

El presidente ruso Vladimir Putin había tomado una postura de reconciliación luego del derribo del avión y dijo que era consecuencia de una "cadena de circunstancias trágicas y fatales". Sin embargo, el Ejército ruso responsabilizó a Israel.

Los funcionarios rusos dijeron que los obsoletos sistemas de defensa de Siria no eran lo suficientemente sofisticados para identificar al avión ruso como uno no enemigo.

Shoigu dijo ayer en un comunicado que Rusia enviará los sistemas de misiles antiaéreos S-300 a Damasco en las próximas dos semanas.

Anteriormente, Rusia había suspendido un envío de esos sistemas, los cuales Israel teme que Siria pueda utilizar en su contra en las próximas semanas.