Se disfrazó de medieval por Halloween y mató a dos personas con una espada. Durante el violento episodio ocurrido en la localidad canadiense de Quebec, también fueron heridos cinco vecinos. Descartada la hipótesis del atentado, los investigadores creen que se trató de una venganza personal.

Un hombre vestido con atuendo medieval y armado con un arma blanca mató al menos dos personas e hirió a otras cinco, en la noche del último sábado en la localidad canadiense de Quebec, en pleno festejo de Halloween.

Te puede interesar...

El sospechoso, que tiene unos 20 años y ya fue detenido, fue trasladado a un hospital local a la espera de análisis psiquiátricos. El resto de las personas que agredió, fueron trasladadas a otro nosocomio.

Los investigadores descartaron que se trate de un atentado y creen que la acción de este sujeto está relacionada con alguna venganza personal. Aún así, todos los vecinos de la rue des Remparts fueron advertidos para "quedarse en sus casas con las puertas cerradas hasta nuevo aviso".

La policía realizó un operativo en el Viejo Quebec en busca del sospechoso durante más de dos horas. El hombre finalmente fue visto cerca de la calle Abraham-Martin poco antes de la 1 de la mañana, en el Puerto Viejo de Quebec.

Un guardia de seguridad del lugar, que estaba dentro de una patrulla, fue quien vio al hombre huyendo, por lo que pidió ayuda a los demás agentes. En cuestión de minutos, el joven, que estaba completamente rodeado en una zona oscura, se entregó pacíficamente.El vehículo del sospechoso estaba estacionado cerca del Château Frontenac y se tiraron fuegos artificiales de la Sûreté du Québec al lugar para inspeccionarlo.

Según afirman medios locales, cuando uno de los patrulleros prendió la luz, supuestamente vio una espada plantada en el suelo frente al individuo.