Conflicto en Europa Oriental

Rusia sostuvo que capturó la ciudad de Lisichansk y que se afirmó en el Donbass

Rusia anunció la toma de la ciudad de Lisichansk, clave para dominar Lugansk, una de las dos provincias del Donbass, y objetivo básico de la invasión a Ucrania

Por UNO

Afianzándose en el principal objetivo del conflicto Rusia - Ucrania, desde Rusia afirmaron este domingo que se apoderaron de Lisichansk la última gran ciudad que estaba en poder de Ucrania en la provincia oriental de Lugansk, un logro crucial para sus planes de controlar toda la región ucraniana conocida como Donbass.

La toma de la ciudad de Lisichansk le permite a los rusos el dominio de toda la provincia de Lugansk, una de las dos que forman el Donbass, dijo el ministro de Defensa ruso al presidente Vladimir Putin durante una reunión, informaron Sputnik y otras agencias de noticias rusas.

Horas antes, autoridades de Rusia denunciaron un ataque ucraniano con varios misiles que dejó cuatro muertos en la ciudad rusa de Belgorod, fronteriza con Ucrania y blanco ya de bombardeos previos.

► TE PUEDE INTERESAR: Adolfo Bermejo sobre la renuncia de Martín Guzmán: "Era un final anunciado"

rusia-ucrania-lisichansk-01.jpg
Tras el cambio de estrategia de las tropas rusas, de tomar como objetivo a Kiev por las provincias orientales, Rusia se afirma en el Donbass.

Tras el cambio de estrategia de las tropas rusas, de tomar como objetivo a Kiev por las provincias orientales, Rusia se afirma en el Donbass.

El ministro Serguei Shoigu dijo que Lisichansk fue capturada por el Ejército ruso y separatistas prorrusos que han proclamado en Lugansk una república popular cuya independencia fue reconocida por Rusia días antes de invadir Ucrania, el 24 de febrero.

"Como resultado de operaciones militares exitosas, las fuerzas de la Federación rusa, junto a unidades de la Milicia Popular de la República Popular de Lugansk, han establecido pleno control sobre la ciudad de Lisichansk, dijo Shoigu.

El anuncio llegó tras semanas de combates y bombardeos en Lisichansk. El fin de semana pasado, Rusia había conquistado la ciudad vecina de Severodonetsk también tras semanas de ofensiva.

Un cambio de estrategia redituable

Luego de retirar a sus tropas de los alrededores de Kiev a fines de marzo, el Ejército ruso se abocó a la conquista del Donbass, una región fronteriza con Rusia y mayoritariamente rusoparlante. El territorio es el corazón industrial y minero de Ucrania.

Rusia controla ahora la mitad de la otra provincia que forma el Donbass, Donetsk, al sur de Lugansk.

La toma de Lisichansk libera unidades rusas para avanzar hacia Sloviansk y Kramatorsk, las últimas grandes ciudades del Donbass en poder de Ucrania, ambas en Donetsk.

Ucrania tardó en confirmar la caída de Lisichansk

Horas antes de la caída en manos rusas, el gobernador de Lugansk, Sergii Gaidai, había dicho que las fuerzas ucranianas estaban reforzando sus posiciones en la localidad y que había intensos combates.

“Los ocupantes han arrojado todas sus fuerzas sobre Lisichansk. Atacaron la ciudad con tácticas incomprensiblemente crueles", escribió Gaidai en la aplicación de mensajería Telegram.

"Sufrieron pérdidas significativas, pero avanzaron de modo obstinado. Están ganando terreno en la ciudad", agregó.

En Moscú, en tanto, el Ministerio de Defensa dijo que Ucrania atacó con misiles la ciudad fronteriza de Belgorod, donde mató a cuatro personas e hirió a otras cuatro y dañó decenas de viviendas de una zona residencial.

El vocero ministerial, general Igor Konashenkov, dijo a periodistas que los misiles eran del tipo Totchka-U.

El Ministerio de Defensa ruso señaló que los sistemas antiaéreos derribaron tres misiles ucranianos lanzados contra Belgorod, de unos 400.000 habitantes, y que los restos de unos de los proyectiles cayeron luego sobre una casa.

El portavoz agregó que el Ejército ruso abatió además dos drones ucranianos TU-143 "cargados de explosivos" que se dirigían a la localidad de Kursk, también cerca de la frontera, informó la agencia de noticias AFP.

El gobernador de la región de Belgorod, Viacheslav Gladkov, afirmó que las explosiones en la localidad afectada dejaron al menos cuatro muertos y cuatro heridos.

En un video, el funcionario indicó que las detonaciones dañaron 11 edificios residenciales y 39 casas.

Desde el comienzo de la ofensiva de Rusia en Ucrania, el 24 de febrero, el Gobierno ruso acusó reiteradamente a las fuerzas ucranianas de llevar a cabo ataques en territorio ruso, especialmente en la región de Belgorod.

► TE PUEDE INTERESAR: ¿Y ahora qué va a pasar?

Temas relacionados: