Diario Uno > Mundo > Mujer

Pena de muerte: celebran un retraso de la ejecución de una mujer

Opositores a la pena de muerte celebraron un fallo judicial que permite retrasar la ejecución de una condenada por asesinar a una mujer embarazada y arrancarle el feto del vientre

Un juez estadounidense emitió horas antes de la Navidad un fallo dictaminando que la reprogramación de la ejecución de Lisa Montgomery, aplazada para el 12 de enero, es ilegal porque su orden de suspensión, solicitada por los abogados tras contraer coronavirus Covid-19, aún estaba vigente.

El último dictamen prohíbe a los funcionarios federales reprogramar la ejecución al menos hasta el 1 de enero y, tomando en cuenta que las directrices del Departamento de Justicia de EE.UU. requieren que los presos sean notificados de sus fechas de ejecución con al menos 20 días de anticipación, la nueva cita probablemente llegaría después de que Joe Biden asuma la presidencia el 20 de enero.

Te puede interesar...

Por lo tanto, el nuevo mandatario, que se ha comprometido a abolir la pena de muerte podría impedir la ejecución de Montgomery, quien fue condenada en 2007 por estrangular y asesinar a una mujer embarazada y arrancarle el feto del vientre.

https://twitter.com/quasimado/status/1342578570997202944

Frente a ello, varios opositores a la inyección letal han celebrado el fallo. "Es un milagro navideño", dijo la periodista Rachel Louise Snyder, quien la semana pasada escribió un artículo de opinión en The New York Times sobre el caso de la mujer.

Mientras tanto, la reportera Melissa Jeltsen, de The Huffington Post, comentó que la orden era "una buena noticia en este día de Navidad".

Los defensores de la reclusa argumentan que padece una enfermedad mental y también destacan el abuso sexual y físico que habría sufrido cuando era niña.

https://twitter.com/ACLU/status/1340052180598964226

"Nadie debería ser ejecutado por una mala asistencia jurídica. Nadie debería ser ejecutado después de toda una vida de sufrir violencia de género. Nadie debería ser ejecutado, punto", tuiteó la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU).

Por su parte, el periodista Isaac Arnsdorf de ProPublica, consideró que la reciente serie de ejecuciones federales son una "ola de asesinatos de último momento". En ese sentido, mencionó que el caso de Montgomery era un ejemplo de la "prisa por ejecutar" de la Administración de Donald Trump.

https://twitter.com/TeaLouisiana/status/1342311535616655363

Sin embargo, otras opiniones no celebran el último fallo judicial y han criticado la postura de Arnsdorf al asegurar que la prisionera debería ser ejecutada debido a la magnitud del crimen.

"Eres verdaderamente condenable por defender a alguien que ha abdicado a su derecho a vivir", "puedes ir directamente al infierno y llevarte a Montgomery contigo", escribió un usuario en Twitter.

Detalles del caso

En diciembre de 2004, Montgomery estranguló a la joven embarazada Bobbie Jo Stinnett, de 23 años, en la ciudad de Skidmore, Misuri, para abrir su vientre con un cuchillo y secuestrar a su bebé.

La mujer condujo desde su casa en Kansas a la casa de Stinnett bajo el pretexto de adoptar un perrito, y al llegar usó una cuerda para estrangular a su víctima, que estaba embarazada de ocho meses. Stinnett permanecía consciente e intentaba defenderse cuando Montgomery usó un cuchillo de cocina para arrancar a la bebé del útero.

Al sacar a la niña del vientre de su madre, Montgomery se la llevó e intentó hacerla pasar por su hija. La mujer admitió la culpa y fue condenada a muerte en 2007. La niña que había secuestrado, Victoria Jo, fue criada por su padre y ahora tiene 16 años.