Mundo Miércoles, 12 de septiembre de 2018

Millones de personas dejan la costa este de Estados Unidos por amenaza de Florence

El huracán Florence amenazaba con azotar la costa este de Estados Unidos como una tormenta de tamaño "impactante" y obligó a millones de personas a desalojar la costa.

Muchos más se preguntaron en dónde estarían a salvo si los siguientes días de lluvias torrenciales provocan inundaciones o aludes desde las montañas hasta las costas.

"Éste realmente me asusta", advirtió el director del Centro Nacional de Huracanes, Ken Graham.

Florence es tan grande que el aumento del nivel del mar debido a la tormenta se extendió 480 kilómetros desde su vórtice y arremolinaba nubes que podrían causar inundaciones en estados que van desde Carolina del Sur hasta Ohio y Pensilvania, conforme baja la velocidad y queda detenido sobre tierra.

"Habrá lluvias fuertes, un oleaje catastrófico provocado por la tormenta que pone en riesgo vidas y también los vientos", dijo Graham.

Hubo poco cambio de la trayectoria de Florence en el pronóstico del Centro Nacional de Huracanes. Los vientos máximos sostenidos eran de 215 kilómetros por hora la mañana de ayer, pero seguía siendo un huracán de categoría 4 y se espera que se intensifique a categoría 5 mientras baja su velocidad de traslación sobre las cálidas aguas costeras.

Se pronostica que el ojo de la masiva tormenta toque tierra el jueves a la tarde o en la mañana del viernes a lo largo de una franja costera ya afectada por la crecida del mar y que permanezca durante días.