Mundo Jueves, 28 de junio de 2018

Ley migratoria: Trump pide el voto de los republicanos

Les reclamó a los congresistas que avancen, pero se cree que en el Senado los demócratas bajarán el proyecto.

El presidente de Estados Unidos Donald Trump exhortó a los congresistas republicanos a aprobar una vasta ley migratoria aunque esté destinada al fracaso, un día después de un revés judicial sobre su política de "tolerancia cero" hacia la inmigración ilegal.

Trump obtuvo el martes una importante victoria en la Corte Suprema, con la validación de su controvertido decreto que impide la entrada a Estados Unidos de ciudadanos de seis países, en su mayoría musulmanes, luego de meses de contiendas judiciales. Ese decreto, anunciado una semana después de asumir el cargo, era una de las medidas emblemáticas de Trump sobre el explosivo tema de la inmigración.

"Los republicanos de la Cámara (de Representantes) deberían votar el severo pero justo proyecto de ley sobre la inmigración, llamado Goodlatte II, aunque los Dems (demócratas) no lo dejarán pasar en el Senado", escribió Trump en horas de la mañana, en un mensaje todo en mayúsculas en Twitter.

"Esa votación mostrará que queremos fronteras fuertes y seguridad, mientras que los Dems quieren fronteras abiertas = criminalidad. Ganen!", agregó, alentando a los republicanos, que detentan una amplia mayoría en la Cámara Baja, pero necesitan votos de los demócratas en el Senado.

El proyecto busca poner fin al escándalo provocado por la separación de más de 2.300 menores de sus padres, arrestados y sometidos a la Justicia por haber franqueado ilegalmente la frontera desde México. Esa medida, anunciada el 7 de mayo por el secretario de Justicia, Jeff Sessions, fue anulada la semana pasada por el presidente a causa de las airadas reacciones de la clase política, de la sociedad estadounidense y también en el exterior.

En una espectacular voltereta, Trump decidió dejar de lado la decisión de separar a las familias de inmigrantes clandestinos, firmando un decreto que autoriza la presencia de menores en los centros de retención junto a sus padres durante el procedimiento penal.

La norma y el caos

La práctica de la separación de las familias en la frontera también fue modificada a nivel judicial en la noche del martes, cuando un tribunal de San Diego (California, suroeste) ordenó la reunificación familiar de los inmigrantes.

Según la decisión del tribunal, los padres deben estar de nuevo con sus hijos, a menos que ello presente un peligro para los niños, dentro de 14 días para los menores de cinco años y en los próximos 30 días para los mayores. El tribunal solicitó además al gobierno federal "enfrentar las circunstancias caóticas que ha creado".

El proyecto de ley sometido ayer a votación de los representantes debe resolver el problema de las familias separadas y las "fallas" del sistema actual, según los republicanos.

El texto incluye los "pilares" exigidos por Trump para su promulgación: la financiación del muro en la frontera mexicana, una solución para los jóvenes apodados "Dreamers" -que llegaron sin documentos a Estados Unidos cuando eran niños- y una neta reducción de la inmigración legal.

Prevé un permiso de trabajo y residencia para los "Dreamers", renovable cada seis años y los autoriza a aplicar luego para obtener la residencia permanente.

Aunque los republicanos concuerdan con el texto, el proyecto de ley está destinado al fracaso en el Senado, donde la minoría demócrata ya adelantó que votará contra toda propuesta republicana basada en esos "pilares".

Más noticias