Mundo Lunes, 16 de octubre de 2017

La Unión Europea defendió el acuerdo nuclear con Irán

Irán, Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania firmaron en 2015 un acuerdo para levantar progresivamente las sanciones a cambio de la garantía de que Teherán no se dotaría de la bomba atómica.

La Unión Europea (UE) expresó este lunes su apoyo al acuerdo sobre el programa nuclear iraní, tras su cuestionamiento por parte del presidente estadounidense Donald Trump, durante una reunión en la que adoptaron sanciones contra Corea del Norte y abordaron la situación en Venezuela.

Estos mensajes sobre el acuerdo con Irán "podrían afectar negativamente la posibilidad de abrir negociaciones o abrir incluso espacio para negociaciones" con Corea del Norte, advirtió la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, en una declaración solemne en nombre de los 28 países del bloque.

Irán y las potencias del 5+1 (Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania) firmaron en 2015 un acuerdo que preveía un levantamiento progresivo de las sanciones a cambio de la garantía de que Teherán no se dotaría de la bomba atómica.

La Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) ha confirmado hasta el momento que el gobierno iraní cumple sus compromisos, pero Trump anunció el viernes que no lo refrendaría y dejó caer la amenaza de abandonarlo en cualquier momento, dejando su porvenir en manos del Congreso estadounidense.

Francia, Alemania y Reino Unido reiteraron poco después su compromiso con este pacto negociado durante más de una década, que representa un acuerdo "importante en la lucha contra la proliferación", en palabras, este lunes, del canciller francés, Jean-Yves Le Drian.

Mogherini, que apareció recientemente como candidata a ganar el pasado premio Nobel de la Paz por su trabajo como mediadora durante este acuerdo, anunció que viajará "a principios de noviembre" a Washington para convencer a los congresistas de no retirarse de este pacto histórico.

Sanciones contra Pyongyang

"Si ya no respeta este compromiso, ¿cómo quieren persuadir a Corea del Norte de sentarse alrededor de una mesa para encontrar una solución?", se preguntó el canciller luxemburgués, Jean Asselborn, a su llegada a la reunión.

Los europeos se muestran preocupados sobre el impacto de la decisión de Trump en sus acciones para intentar que Corea del Norte detenga su programa nuclear y balístico, máxime después de otro ensayo nuclear realizado a principios de septiembre.

Para aumentar la presión sobre Pyongyang, la UE adoptó este lunes nuevas sanciones contra Corea del Norte, ante la "persistencia de la amenaza que representa para la paz y la estabilidad internacionales" por su programa nuclear y balístico, anunció el Consejo de la UE.

La UE prohíbe, concretamente, todas las inversiones europeas en el país asiático en todos los sectores y la venta de productos petrolíferos refinados y de petróleo crudo, y añade a varias entidades, entre ellas el ejército norcoreano, a su lista negra.

Los 28 rebajan de 15.000 euros a 5.000 el límite del importe de las remesas personales que se transfieren a Corea del Norte, por sospechas sobre su uso "para apoyar los programas ilegales nuclear y de misiles balísticos del país", según esta fuente.

Estas sanciones se suman a las decididas en septiembre por el Consejo de Seguridad de la ONU en respuesta a un nuevo ensayo nuclear norcoreano, y que los países europeos ya aplicaron, especialmente contra sus principales exportaciones como el carbón, el hierro o productos pesqueros.

¿Sanciones contra responsables venezolanos?

Aunque oficialmente no estaba en el orden del día de la reunión, los cancilleres abordaron también la situación en Venezuela, un día después que las elecciones a gobernadores se saldara con la victoria del oficialismo en 17 de las 23 regiones, resultados no reconocidos por la oposición que habría vencido en cinco (otra está aún en disputa).

Al inicio de la reunión, la jefa de la diplomacia europea indicó que los resultados no afectarían a la "línea de acción" europea basada en "sanciones" y en "alentar el diálogo político", indicó el ministro de Relaciones Exteriores español, Alfonso Dastis.

Desde hace meses, dirigentes europeos, como el presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani, han presionado para que los 28 adopten sanciones contra "miembros del gobierno venezolano, incluido su presidente, Nicolás Maduro, y su círculo", mediante el bloqueo de sus bienes y la prohibición de viajar a la UE.

Los 28 trabajan en un marco jurídico sobre sanciones por la situación en Venezuela, cuyo "alcance" los expertos de los diferentes países abordarán de nuevo el martes de cara a su aprobación formal en las próximas semanas.

El objetivo es "poder adoptar las sanciones durante el Consejo [de la UE] de Asuntos Exteriores de noviembre", había explicado a la AFP una fuente diplomática antes del encuentro.

Los debates se centran en si acompañar la aprobación de este marco jurídico de una primera lista de personas sancionadas o si, por el contrario, adjuntar una lista aún vacía.

Más noticias