Diario Uno Mundo batalla campal
Mundo insólito

El pedo de la discordia: una flatulencia desata una batalla campal en un spa de Andorra

Lo que debía ser un día de tranquilidad en un spa de Andorra, acabó en una batalla campal que incluyó heridos y detenidos

Por UNO

Se le escapó y ocasionó un caos inesperado. Un spa, uno de los lugares más elegidos en el mundo para relajarse, acabó siendo escenario para una batalla campal... y todo por un pedo.

Según reportaron en los informes policales, una flatulencia fue el punto de partida de una pelea multitudinaria que se produjo este lunes a la medianoche en el spa de aguas termales Centro Termolúdico de Caldea, Andorra.

Dos familias enteras se trenzaron en una serie sin fin de patadas, piñas y hasta un enfrentamiento con la Policía, que llegó alertada por el servicio de seguridad del balneario.

pedo andorra batalla campal.jpg
El día de spa que terminó en la sección policiales... y todo por un pedo

El día de spa que terminó en la sección policiales... y todo por un pedo

Como resultado, tres personas fueron detenidas, según informa el medio local Altaveu. De los arrestados, que fueron liberados horas después, dos eran hombres y la tercera, una mujer.

Los varones fueron detenidos porque se atacaron a golpes; mientras que la mujer lo fue por insultar a los agentes policiales.

Según revelaron, la batalla campal comenzó en el vestuario. Al parecer, uno de los clientes se acercó a otro y dejó escapar un pedo. En ese momento, el afectado le recriminó el accionar y comenzó una fuerte discusión que incluyó insultos. Todo terminó en una gran pelea que involucró a una docena de personas.

Cuando los policías llegaron al spa, se toparon con la bantalla campal y varios heridos. Los ánimos estaban tan caldeados que algunos de los protagonistas arremetieron contra los efectivos policiales.

El hombre de la flatulencia acabó con el rostro inflamado de las piñas; mientras que otro de los participantes terminó con un corte en la mano.

Los tres detenidos (el señor que lanzó el pedo, el primer afectado y la mujer que insultó a los policías) salieron de la comisaría al día siguiente pero tuvieron que pagar una fianza simbólica por daños físicos y falta de respeto a la autoridad antes de ser puestos en libertad.

Temas relacionados: