Mundo

Deshabilitó el GPS en su teléfono, la echaron y ahora demanda

Por UNO

Una mujer en California denunció que su jefe la forzó a descargar una aplicación para su teléfono que la rastrea las 24 horas del día. Cuando ella la eliminó, fue despedida.

Myrna Arias ahora demanda a su exempleador, Intermex, un negocio de transferencias electrónicas que le permite a los clientes enviar dinero a Latinoamérica.

La demanda que Arias presentó la semana pasada en un tribunal del estado de California acusa a Intermex de invadir su privacidad, despido injustificado y prácticas empresariales injustas. Ella busca 500.000 dólares en salarios no percibidos.

Arias, de 36 años de edad, es madre soltera y tiene dos hijos en Bakersfield, lugar que se encuentra aproximadamente a la mitad de camino entre Los Ángeles y San Francisco. Su historia comienza en febrero del año pasado, cuando comenzó a trabajar en Intermex como ejecutiva de ventas regional.

Su trabajo era viajar a través de la región de Central California, visitar bodegas y a los propietarios hispanos de negocios para convencerlos de instalar máquinas Intermex.

Con todo ese tiempo en la ruta, ¿cómo controla Intermex a sus empleados? Arias dice que la empresa depende de una aplicación llamada Xora.

Xora es un software empresarial legítimo que se encuentra en las tiendas de aplicaciones iTunes de Apple y Play de Google. Xora le permite a los empleados marcar su hora de entrada y de salida, llenar formularios y registrar sus viajes. Pero también rastrea las ubicaciones de los trabajadores a través de GPS, y constantemente le envía al jefe esa información.

Según la demanda, después de dos meses en el trabajo, Intermex obligó a Arias y a otros empleados a descargar la aplicación Xora en sus dispositivos de la compañía. La compañía también les dijo que tenían que mantener sus teléfonos encendidos todo el día, todos los días.

Pero Arias se sintió incómoda cuando se dio cuenta de que su jefe podría rastrear su ubicación en todo momento. Las cosas únicamente empeoraron cuando su supervisor directo bromeó diciendo que "él sabía lo rápido que conducía" en un día cualquiera, afirma la demanda.

"Ella se sintió ofendida porque la aplicación podía rastrearla cuando estaba en casa con su familia en su tiempo personal y privado durante los fines de semana", sostuvo Gail Glick, abogada de Arias.

Arias y otro compañero de trabajo se quejaron y eliminaron la aplicación. Unas cuantas semanas después, ambos fueron despedidos. Hasta ahora, solamente Arias ha presentado una demanda, detalló Glick.

Los empleadores han estado utilizando Xora durante años. Ha sido popular al menos desde el 2006. Pero este caso judicial plantea una pregunta interesante: ¿acaso un jefe tiene el derecho de rastrearte todo el tiempo?

La abogada de Arias dijo que existen límites en cuanto a lo que los empleadores deberían ser capaces de rastrear.

"¿Qué le importa a mi empleador si voy a visitar a mi abuela?", preguntó Glick. "¿O si voy a un bar? ¿O si viajo fuera de la ciudad durante el fin de semana? No le interesa. Se siente como si se tratara del 'Gran hermano'".

Fuente: AP.

 Embed      

Dejá tu comentario