Control en el este

Banco ruso se instaló en la provincia ucraniana de Jerson y en la región ya utilizan internet de Rusia

Este martes se libraban "intensos combates" en las calles de Severodonetsk, una ciudad clave en la región oriental del Donbass donde la situación cambia "a cada hora", según las autoridades de Kiev.

Por UNO

La oficina de un banco ruso comenzó a trabajar en la provincia ucraniana de Jerson (sur), ocupada por fuerzas rusas en el marco de la invasión iniciada el 24 de febrero último, declaró el jefe adjunto de la administración militar-civil de la región, Kiril Stremousov.

Uno de los bancos "ya comenzó a trabajar, pero funciona en formato experimental", dijo Stremousov ante la prensa.

Señaló que varios bancos rusos mostraron interés en abrir sus oficinas en la provincia de Jerson, recogió la agencia de noticias rusa Sputnik.

Agregó que la mayor parte de la región ya utiliza "el internet ruso", y expresó la esperanza de que en el próximo mes y medio la población pueda abrir sus cuentas bancarias.

Stremousov indicó que las líneas de comunicación ucranianas dañadas por los militares de ese país, "no podrán ser restablecidas".

En lo referente a los bancos ucranianos, informó que estos ya dejaron de operar en el territorio de la provincia.

Comentando la posibilidad de celebrar un referendo de adhesión de la provincia a Rusia, señaló que todavía hay mucho trabajo por delante.

"Hay mucho trabajo para que las personas hagan su elección a favor de algo bueno, brillante", enfatizó.

►TE PUEDE INTERESAR: Productores mendocinos lanzaron al mercado la primera tanda de vino en botellas de plástico

Intensos combates en las calles de Severodonetsk

Fuerzas ucranianas y rusas libraban este martes "intensos combates" en las calles de Severodonetsk, una ciudad clave en la región oriental del Donbass donde la situación cambia "a cada hora", según las autoridades de Kiev.

"Nuestros héroes aguantan sus posiciones en Severodonetsk. Los intensos combates callejeros continúan", dijo el presidente Volodimir Zelenski anoche, horas después de alertar que las unidades rusas eran "más numerosas y más poderosas".

El mandatario añadió que las fuerzas ucranianas mantenían sus posiciones en la ciudad en medio de feroces combates en las calles mientras Rusia intentaba desplegar más tropas.

rusia - ucrania crímenes de guerra.jpg

“Pero es el día 103, y el Donbass ucraniano se mantiene. ¡Se mantiene firme!”, dijo en su discurso nocturno a la nación.

Zelenski admitió además que las fuerzas invasoras tienen la intención de tomar la ciudad de Zaporiyia, en el sureste del país, con una población de 700.000 personas, una medida que podría debilitar gravemente la posición de Ucrania y permitir que el ejército ruso se aproxime al centro del país.

“En la región de Zaporiyia existe la situación más amenazante”, alertó.

El alcalde de Severodonetsk, Oleksandr Striuk, aseguró que la "situación cambiaba a cada hora", con "intensos combates" urbanos en la ciudad, la más importante que conserva Kiev en la región de Lugansk.

Esta ciudad industrial es "el corazón del objetivo del enemigo", aseguró el Estado Mayor ucraniano en el primer boletín de este martes, señalando también ataques con aviones y helicópteros en la vecina región de Donetsk, reseñó la agencia de noticias AFP.

Estas dos regiones orientales conforman la cuenca minera del Donbass, controlada parcialmente por separatistas prorrusos desde 2014 y objetivo prioritario de Moscú desde que renunció a la conquista de Kiev.

Te puede interesar: La Suprema Corte de Justicia dictó otro fallo adverso para la jueza que exigió $5 millones

"Los principales esfuerzos del enemigo se concentran" en un intento de hacerse totalmente con Severodonetsk y "bloquear" las tropas de Kiev en la ciudad vecina de Lisichansk, dijo el Ejército ucraniano.

"Nuestros soldados mantienen el control de Severodonetsk, los combates continúan en la parte oriental", añadió.

Rusia invadió Ucrania el 24 de febrero pasado bajo la justificación de que quería liberar las provincias ucranianas de Lugansk y Donetsk, de mayoría rusoparlante que venían siendo víctimas de una política "criminal" por parte del gobierno de Ucrania, según Moscú.

Separatistas prorrusos en las dos provincias declararon la independencia en 2014, y Rusia las reconoció como tales poco antes de lanzar esta guerra, pero no las ha incorporado formalmente a su territorio como sí hizo con la península de Crimea hace ocho años.

En 2014 y 2015 hubo dos intentos de pacificación de la región del Donbass con la firma de sendos acuerdos de paz en la capital de Bielorrusia, Minsk, y la participación de los dos países en pugna más Francia y Alemania.

Sin embargo, Ucrania no cumplió con su propio compromiso, que era darle cierta autonomía regional a las dos provincias y permitir la enseñanza del idioma ruso, e inició un conflicto armado con las milicias prorrusas apoyadas por Moscú asentadas en esa región que, según cifras de la ONU dejó al menos 14.000 muertos en ocho años.

Autoridades de la denominada República Popular de Donetsk dijeron hoy que "en 111 días de escalada" militar (es decir, desde antes de la invasión) 155 civiles murieron, entre ellos 8 niños, y otros 725 habitantes locales resultaron heridos por ataques del ejército ucraniano.

"En 111 días de escalada, murieron 155 civiles, incluidos ocho niños. Recibieron heridas de diversa gravedad 725 civiles, incluidos 55 niños", dijo la misión en su canal de Telegram, recogió la agencia de noticias Sputnik.

Durante este tiempo fueron dañadas 4.164 viviendas, 888 instalaciones de infraestructura civil (incluidas 54 instituciones médicas), 165 centros de educación, 284 instalaciones de bienestar social, 29 instituciones de infraestructura crítica, así como 356 instalaciones de suministro de electricidad, agua y gas.

Se precisó que durante ese período se registraron 3.970 ataques perpetrados por las tropas ucranianas, de los cuales 3.656 se realizaron con el uso de armas pesadas.

Temas relacionados: