Mundo Sábado, 18 de agosto de 2018

Arrestado por las amenazas de bomba en los aviones

Un chileno fue detenido por once llamados de falsas advertencias de explosivos a bordo de las aeronaves.

Un chileno fue detenido este viernes por realizar amenazas telefónicas con falsos avisos de bomba a nueve vuelos comerciales de las aerolíneas Latam y Sky, enojado porque no le devolvieron una maleta, según las primeras investigaciones. Una de las advertencias motivó que uno de los aviones aterrizara imprevistamente en Mendoza y que el aeropuerto fuera evacuado.

Los primeros antecedentes del sospechoso, que deben ser verificados, señalan "que esta persona habría tenido planificado un vuelo, que habría dejado su equipaje, no se lo devolvieron y él, molesto con las compañías y con todo el sistema de tráfico aéreo, habría hecho estas llamadas para complicar", informó el mayor de la Policía de Chile Diego Rojas.

El hombre, identificado como Franco Sepúlveda Robles, de 29 años, fue arrestado en Antofagasta, 1.340 kilómetros al norte de Santiago, alrededor de la 1.30 del viernes y trasladado hasta la capital chilena para ser entregado a un tribunal que resolverá su situación.

El sujeto tenía en su poder el teléfono desde el que realizó las amenazas, indicó la policía. El ministro del Interior trasandino, Andrés Chadwick, anunció una demanda por infracción a la Ley de Seguridad del Estado contra "el o los responsables" de las amenazas. Sepúlveda arriesga una pena que puede llegar a los cinco años de prisión en el caso de que le comprueben los hechos.

El general Víctor Villalobos, titular de la Dirección de Aeronáutica Civil (DGAC), precisó que se efectuaron 11 comunicaciones entre la tarde del miércoles y el jueves que obligaron a realizar aterrizajes de emergencia en Mendoza, Chile y Perú. Aclaró que dos de las advertencias estaban dirigidas a vuelos inexistentes.

"Hemos tenido 11 amenazas, dos de las cuales son ficticias y nueve en las que tuvimos que realizar el procedimiento de emergencia, que consiste básicamente en que se lleva el avión a un lugar que ya está preestablecido en todos los aeropuertos, viene el desembarco de los pasajeros y la revisión de equipajes", precisó Villalobos.

Las llamadas fueron recibidas en una de las administradoras de una aerolínea, otra en un centro de operaciones de Latam en Colombia y en el servicio de vuelo de la DGAC.

Al menos tres aeronaves debieron tocar suelo en aeropuertos alternativos, otras ya habían llegado a su destino o estaban por arribar y algunas aún no habían despegado de la terminal aérea de origen.

Rojas precisó que otro individuo fue detenido el jueves en el aeropuerto internacional de Santiago de Chile porque en medio del caos producido por las amenazas "alguien encontró que era muy simpático hacer una broma diciendo que traía en su equipaje de mano un artefacto explosivo".

"Fue detenido de forma inmediata, se determinó que era una broma y va a tener que enfrentar al tribunal de garantía. Va a ser formalizado y puesto a disposición de los tribunales", anunció.

El jueves en la noche el aeropuerto de Mendoza se vio paralizado por una de las amenazas de bomba. Un avión que había partido desde Santiago de Chile y tenía como destino final Buenos Aires sobrevolaba San Rafael cuando recibió un llamado y un aviso de que iba a explotar, por lo que debió hacer una escala forzada en El Plumerillo.

Esto generó una evacuación, cancelación y reprogramación de vuelos y todo el protocolo de seguridad hasta confirmar que no había ningún artefacto sospechoso.

Más noticias