Mendoza Martes, 21 de agosto de 2018

Uber y Cabify mueven sus fichas para desembarcar en Mendoza

Se reúnen en Mendoza con los interesados en trabajar. Ya registran miles de preinscriptos y están a la espera de la reglamentación de la Ley de Movilidad.

Tanto Uber como Cabify empiezan esta semana sus jornadas de información y capacitación para futuros choferes e interesados en trabajar para esas aplicaciones, aunque aún no está claro cuándo comenzarán a operar porque falta que el Gobierno de Mendoza reglamente la Ley de Movilidad.

El puntapié inicial lo dará Uber, que empezaba este martes con dos turnos, uno a las 10 y otro a las 17, que se repetirán mañana y el viernes. La particularidad es que solo podrán participar aquellos que hayan realizado una preinscripción y reserven su lugar por correo electrónico.

Cabify, en tanto, realizará dos jornadas extendidas miércoles y jueves, de 9 a 18, con acceso libre. Es decir que podrán asistir tanto los que ya se registraron para manejar como aquellos que quieren averiguar más sobre el funcionamiento y los requisitos antes de avanzar.

Además, las empresas ya están pensando en el desembarco en la provincia, empezando a ultimar detalles para no perder tiempo una vez que se reglamente la ley y queden habilitadas para operar.

"Nosotros vamos a estar esta semana en la ciudad de Mendoza haciendo un relevamiento de posibles oficinas y un reclutamiento de personas que van a trabajar, posibles empleados", expresó el vicepresidente de Cabify en Argentina, Juan Valenzuela.

En cuanto a la jornada, Valenzuela explicó que será el primer acercamiento con los interesados y que esperan poder escuchar a los futuros conductores para poder conocer las dudas e incertidumbres y, además, ayudarlos a agilizar el proceso si les surgen inconvenientes.

"Nos parece de gran valor tener un primer acercamiento y es un poco el diferencial nuestro el de escuchar al conductor. La idea es que no se encuentren con una pared y pasar de la noche a la mañana con que hay que registrarse por internet y no hay otra cosa", agregó Valenzuela.

Dudas y exigencias

Una de las exigencias que se conocen antes de la reglamentación de la ley es que a los choferes de aplicaciones digitales les obligarán a poseer el carnet profesional.

Sin embargo, Valenzuela aseguró que esa exigencia Cabify la aplicaría aunque la reglamentación no la solicitara. "Es obligatorio ser conductor profesional, porque no se puede brindar un servicio de calidad y seguridad si el chofer es una persona que acaba de sacar el registro".

A eso se agregará la solicitud de un seguro de tercero transportador, para que los pasajeros estén cubiertos en caso de producirse un accidente.

Sobre si esas exigencias se convierten en limitantes para conseguir conductores, el vicepresidente de Cabify aseguró: "A gran efecto, cualquier cosa que vos pidas siempre termina limitando. La realidad es que si te encontrás como en otras ciudades donde la competencia no te pide nada, contra una empresa más seria obviamente encontrás un limitante, pero las personas a la larga lo valoran".

En cuanto a las consultas más recurrentes de quienes se interesan por trabajar, Valenzuela dijo que suelen ser qué tipo de autos se aceptan, cómo es la tarifa, si el seguro lo pone la empresa y quiénes se hacen cargo del combustible.

Sin tarifas definidas

Una de las dudas más grandes de los futuros usuarios pasa por el costo que tendrá utilizar ese servicio. Pero sobre las tarifas todavía no hay nada concreto, porque es uno de los puntos que deben definirse en la reglamentación.

"Estamos esperando la normativa porque hay una salvedad de que el precio lo puede definir el municipio. Esperemos que no, más que nada para poder dar un servicio de calidad y diferencial para las personas que quieren un mejor auto sobre las que no", expresó Valenzuela.

La reglamentación

Aunque todavía no hay una fecha cierta, el objetivo del Gobierno era reglamentar la ley antes de fines de mes, por lo que se esperan más novedades a lo largo de esta y la próxima semana.