Mendoza Domingo, 1 de abril de 2018

Turistas contentos con Mendoza: eligen el vino y la montaña

La experiencia de las bodegas y la vitivinicultura los deja fascinados y conformes con la provincia. Además, visitan la cordillera y afirman que son siempre bien atendidos

En un breve pero contundente sondeo entre turistas que visitan Mendoza, la primera palabra que dicen todos sin excepción es "vino". La bebida nacional y emblema mendocino es el principal atractivo para los visitantes que llegan con la idea de recorrer bodegas, degustar varietales y comer bien.Con más del 95% de ocupación hotelera y con la expectativa de alcanzar el 98% al finalizar mañana el fin de semana superlargo, las calles de Mendoza, los restoranes y principalmente las bodegas y la alta montaña están copados por turistas.La primera elección entre los turistas con los que habló Diario UNO es la recorrida por bodegas. Tomarse unos buenos vinos es la prioridad principal y comprar algunas botellas para llevarse de recuerdo. Muchos también eligen aprovechar sus mañanas en el Bus Turístico que recorre la capital para conocer los puntos históricos de Mendoza. Luego, para la noche la elección principal es la caminata por la renovada Arístides o restoranes clásicos de Mendoza.

Para las tardes los turistas eligen la montaña. El flamante túnel que conecta Cacheuta con Potrerillos está en el top de lo que van a conocer. "La verdad es que todos son muy respetuosos y nos atendieron muy bien. El viernes fuimos a hacer rafting y todos fueron supereducados y hoy -por ayer- en la bodega la experiencia es increíble", contaron Melisa, Malena y Bárbara, un grupo de amigas de Santa Fe, mientras terminaban una degustación en la bodega Lagarde.Al lado de ellas, Pura Campoverdi, de Panamá, se tomaba una selfie con las copas de fondo. "Espectacular e inolvidable. Todo ha sido impecable. Me he bebido toda Mendoza", soltó en una carcajada la turista, que llegó en el vuelo directo de Panamá a Mendoza, y agregó que estaba "exprimiendo hasta el último segundo" en la provincia.Los contingentes de turistas tanto internacionales como nacionales salen y entran de las bodegas todos los días sin parar. "Primero Vendimia, después la reunión del BID y ahora con Semana Santa no hemos parado de recibir gente", comentó Aldana, una guía de bodegas.Además, según datos de Gendarmería, entre jueves y viernes ingresaron desde Chile cerca de 5.000 personas más que en el mismo período del año pasado.