Mendoza Viernes, 27 de abril de 2018

Multaron a una empresa por contaminar con efluentes en San Martín

La empresa La Campagnola infringió la ley vigente de vuelco de efluentes en la zona de San Martín, más precisamente en el desagüe La Cañada del Moyano.

La Dirección de Control de Irrigación indicó en un informe que la empresa La Campagnola infringió la ley vigente de vuelco de efluentes en la zona de San Martín, más precisamente en el desagüe La Cañada del Moyano; zona administrada por la Subdelegación de Aguas del Río Tunuyán Inferior y en adyacencias del canal Norte.

Este tipo de controles se traducen en monitoreos permanentes de parte del área de control de calidad del agua de Irrigación, que ejerce su poder de policía del agua en todo el territorio provincial. Esta implementación permite que el agua llegue a los usuarios en plena cantidad y además en calidad óptima.

En consecuencia y de modo inmediato la Dirección de Asuntos Legales de Irrigación, respaldada por el informe técnico de control (Acta de Inspección N°212) constatado en los análisis de laboratorio de contaminación manifiesta, impulsó la sanción de multa por un monto sugerido por la autoridad de cuenca competente en la zona.

El monto asciende a $248.520,00, que deberá ser abonado por la empresa en un plazo no mayor a diez días desde su notificación.

También se precedió a la clausura del punto de vuelco de la salida del entubamiento del establecimiento con la precaución de que no quede efluente almacenado en su interior debido a posibles procesos de putrescibilidad y potencial generación de gases y sedimentos. Una vez barrido este efluente se clausurará el ingreso al conducto.

Es importante destacar que todas estas acciones se han respetado todas las instancias previstas y las garantías constitucionales del debido proceso y defensa.

En este caso, los argumentos expuestos por la empresa no desvirtúan las conclusiones técnicas y jurídicas a las que llegó irrigación luego de las inspecciones.

Irrigación exige a la empresa La Campagnola que presente un proyecto de tratamiento de efluentes industriales que adecuen la calidad del efluente tratado dentro de los parámetros que especifica la normativa vigente.

También se emplazó a la empresa a que adjuntara al proyecto una memoria descriptiva, un cronograma de ejecución de obras que no sobrepase los dos años y las medidas de tratamiento.