Mendoza Domingo, 29 de julio de 2018

Movimiento swinger en Mendoza: "Hay una movida muy grande y de todas las clases"

Un integrante de este fenómeno reconoció que en caso de aprobarse el que los albergues reciben a más de dos personas, les sería muy beneficioso

Ariel es integrante de la comunidad swinger de Mendoza y reconoce que la prohibición en los telos es un problema que muchos debieron superar buscando lugares alternativos, como departamentos alquilados o casas particulares.

"Para todo este ambiente es un problema que no se permitan en los albergues transitorios a los swingers, por lo que la mayoría de las veces termina siendo en domicilios particulares", comentó a Diario UNO al ser consultado sobre el proyecto de ley que promueve que se permita ingresar a tríos o swingers a los hoteles alojamientos.

"Obviamente que sería algo bueno. Acá en Mendoza existe una movida muy grande y de todas las clases sociales, aunque es algo que se mantiene en secreto. Aquellos que tienen un pasar económico mucho mejor lo solucionan de otra manera, y los que no, se juntan en domicilios particulares", agregó Ariel.

A la hora de buscar un lugar para esta práctica sexual, comentó que "los que alquilan departamentos ahora le han visto el negocio y están ofreciendo este servicio, permitiendo el ingreso de parejas o juntadas de grupos".

Si bien muchos mendocinos son parte de la comunidad swinger, aclaró que hay mucha diferencia con Buenos Aires, que es donde surge este proyecto. "Sería bueno que se diera lo de esta ley, pero también hay que tener en cuenta que la movida de Mendoza no es la misma de Buenos Aires. Acá somos muy conservadores y a la gente le está costando salir, aunque son muchos los que practican esta actividad", contó.

Una de las vías de comunicación de los swingers son las redes sociales, donde se organizan los encuentros o se inician los contactos. "Hay páginas de Facebook que llegaron a los 10.000 miembros y de todas las edades. También lo que ha pasado en estos últimos años es que ha habido menores que han querido entrar en el ambiente y hemos tenido que hacer un control más específico, ya sea en nuestra página como en los grupos de WhatsApp que tenemos", agregó Ariel, quien también aclaró que esta ley "sería bienvenida en la comunidad de nosotros y también en la de lesbianas, travestis o gays".

Al momento de contar cómo son las reuniones, explicó: "Generalmente son encuentros de dos parejas o a lo sumo de tres. Se busca un lugar para que la gente se conozca y después cada uno hace lo suyo"."Lo que a veces se ve por internet o en fotos que llegan por WhatsApp, donde hay mucha gente, generalmente es de afuera, de acá no", dijo

Más allá de la prohibición, Ariel contó que "en los lugares en que se permite se cuida mucho este tipo de actividad, por el ruido. Los que lo permiten son porque están o han estado en el ambiente".