Mendoza Viernes, 17 de agosto de 2018

Los alumnos les ganaron a las bodegas haciendo vino

Estudiantes de enología de la UTN ganaron la medalla de Oro en un concurso en el que participaron 60 bodegas

Alumnos de las carrera de Enología de la UTN lograron una medalla de oro con el vino Bonarda UTN, en un concurso nacional que reunió a 60 bodegas prestigiosas del país, y un total de 80 muestras del varietal.

En total son 60 estudiantes que participaron en la elaboración del vino premiado, que obtuvo el tercer puntaje en el orden de mérito: 90,83, sólo superado por dos bodegas con doble oro.

El Bonarda, un tinto que tradicionalmente se utilizaba para cortes, hoy es un varietal muy apreciado y su consumo se incrementa cada año.

Lo destacado de esta premiación es que los estudiantes trabajaron todo el proceso de elaboración de una manera más artesanal que otros que tienen un tratamiento industrial, con muchos más recursos.

El trabajo lo realizaron bajo la supervisión del equipo docente, en las instalaciones de la facultad (en calle Rodríguez 273), donde funciona una pequeña bodega, la única existente en nuestra ciudad, es decir, es el único vino de Mendoza que se realiza en Capital.

También Bonarda UTN logró medalla de plata el año pasado en un concurso nacional. Hay que destacar que todo el proceso de producción es supervisado por la licenciada Nadya Güizzo (egresada de la UTN FRM) y por el coordinador de la Tecnicatura Superior en Enología y del ciclo de licenciatura en Enología, el licenciado Héctor Bertona.

La elaboración del vino es posible gracias a una cadena de donaciones. Por ejemplo, las uvas fueron donadas por bodega Argento, las botellas por Verallia y los tapones por Alfacork.

"Es muy importante para nosotros este premio porque participan las principales bodegas del país, y con un vino artesanal, con los pocos recursos que tenemos, obtuvimos una medalla de oro, es algo que nos enorgullece, la capacidad y el recurso humano es lo que permitió esta distinción", comentó Bertona, que lideró el proyecto junto a Güizzo.

Y agregó: "Cada bodega compitió con su mejor muestra, nosotros con la única que tenemos".

Entusiasmados

Si en 2017, cuando el Bonarda UTN alcanzó la medalla de plata en el mismo concurso, significó un gran aliciente para el equipo que trabajó en su elaboración, este nuevo premio entusiasmó más aún e inyectó las ganas de seguir progresando.

"El premio demuestra que el camino que estamos recorriendo es el correcto. Nos contactamos con la Municipalidad de la Capital porque tenemos un valor agregado para el enoturismo, ya que el vino UTN es el único que se elabora en Ciudad", dijo Bertona.

Hay que destacar que la bodeguita de la UTN, donde los estudiantes realizan las prácticas profesionales, se producen alrededor de 1.000 botellas por año, entre Cabernet Sauvignon y Bonarda.

Becas y pasantías en el exterior

Muchos alumnos de Enología de la UTN han hecho sus prácticas profesionales en el exterior, concretamente en Estados Unidos, Francia, Nueva Zelanda, Australia, España e Italia.

La universidad articula la inserción laboral en el medio, manteniendo un contacto permanente con las bodegas para proveer recursos humanos.

Cada año crece la matrícula de las carreras de Enología de la UTN, que apuesta a diferenciarse de otras ofertas académicas similares que hay en la provincia. Por ejemplo, tiene el arancel más accesible para la tecnicatura y el ciclo de licenciatura es gratuito para estudiantes de la UTN, por encontrarse en una universidad pública.

Además, ofrece dos posibilidades de inscripción en el año: una en marzo y la otra en agosto, que actualmente se encuentra abierta para la conformación de la segunda parte de 2018 (más información en www.utnenologia.com.ar)

El segundo varietal de Argentina

En Argentina, las 18.759 hectáreas de Bonarda la convierten en la segunda uva tinta más plantada del país después del Malbec, y representa el 8% de los viñedos del país.

La inmensa mayoría de los viñedos están en Mendoza pero también hay plantaciones significativas de esta variedad en La Rioja y San Juan, donde la uva es usada para mezcla (algunas veces con Malbec o con Cabernet Sauvignon), pero también para realizar un vino varietal.

Se caracterizan por un profundo color púrpura con notas de grosella negra, hinojo, cereza e higos secos.

Contiene niveles moderados de alcohol, que solo en raras ocasiones superan el 14%. En acompañamientos de comidas, el Bonarda puede ser buen compañero de carne vacuna, pollo, quesos y frutos del mar.