Mendoza Martes, 25 de septiembre de 2018

Las dificultades que hay para apagar los últimos focos de incendio

La topografía hace casi inútil el uso de aviones hidrantes aunque creen que las llamas podrían autoextinguirse.

Los últimos focos de incendio en los cerros cercanos al Cerro Arco pueden traer una complicación, ya que por la zona donde se ubican, los aviones hidrantes no podrían actuar. No obstante, los rescatistas esperan que la propia topografía del lugar termine autoextinguiendo las llamas.

Según explicó el director del Plan de Manajo del Fuego en Mendoza, Guillermo Ferraris, este martes los últimos focos, ubicados entre el cerro Gateado y el cerro Vizcacha podrían extinguirse.

"Ayer, el trabajo que se hizo en el cerro Gateado fue bastante efectivo, con el apoyo de los aviones hidrantes se extinguió el fuego de la ladera sur. Aún quedan focos aislados en una zona de muy difícil acceso, creemos que se pueden autoextinguir", señaló Ferraris a Canal 7.

Según manifestó el funcionario, en la zona en la que se ubican los últimos focos, el pastizal "es mucho más ralo y fino, no como el que combatíamos en el cerro Arco". Estas características facilitarían la tarea a la hora de apagar las llamas.

"La complicación es que la topografía es distinta y no da para poder operar con los medios aéreos", señaló Ferraris, aunque manifestó que es optimista de que este martes concluyan las tareas.

"Vamos a evaluar el terreno e ir con el personal de guardaparques por tierra para evaluar. Tenemos el avión aéreo por las dudas de que haya un incendio en algún lugar dónde pueda ser útil", agregó.

Apagar el fuego lo más rápido posibles es una de las prioridades que se manejan ya que este viernes podría haber viento Zonda nuevamente, aunque Ferraris agregó que se está trabajando con pronóstico a 24 horas por lo que todavía no le habían comunicado cómo estaría el tiempo este viernes.