Mendoza Martes, 26 de junio de 2018

La historia sin fin de los paros: para el Gobierno, 1%, para la CGT, 85%

Según la Federación Económica Mendoza, el comercio perdió 389 millones de pesos.

"En Mendoza las medidas del Gobierno vinculadas al empleo público, con cierres paritarios con cláusulas gatillo, han dado tranquilidad al empleo. Entonces cuando ves que el principal reclamo en una huelga está vinculado a condiciones de empleo y dentro de ellas la más importante es el salario y que en Mendoza tenés cláusula gatillo, que ha garantizado un ajuste por inflación, eso tiene un impacto distinto en la forma en que se cumple la medida y ha quedado claro así", remarcó el aún ministro de Gobierno, Dalmiro Garay, haciendo su propia lectura de por qué la adhesión al paro entre los empleados públicos al paro convocado por la CGT para este lunes fue casi nula. A aquellas razones sumó lo que definió como "la crisis de la representatividad sindical".

También, según la Federación Económica Mendoza, el comercio perdió 389 millones de pesos.

Por la tarde del lunes se realizó una marcha que aglutinó a gremios de docentes públicos y privados, que tuvo una escasa convocatoria: según datos de la Policía de Mendoza los manifestantes rondaron las 1.000 personas.

El futuro juez de la Corte resaltó que "los médicos no han hecho paro, ni tampoco los empleados de la administración central, hemos tenido menos asistencia de alumnos y personas a los hospitales por el concepto mismo del paro y la falta de frecuencias en el servicio público que por la ausencia de empleados. Todas las cirugías se han realizado con normalidad, las guardias han tenido atención normal, no hemos tenido servicio mínimo".

Así lució el lunes a la mañana la sucursal del Banco Nación en calle Gutiérrez y San Martín de Mendoza capital. Sólo estaba el personal de seguridad. Normalmente este sector suele estar repleto de clientes, sobre todo de jubilados que deben esperar horas para poder ser atendidos. Foto: Luis Amieva / Diario UNO.
Así lució el lunes a la mañana la sucursal del Banco Nación en calle Gutiérrez y San Martín de Mendoza capital. Sólo estaba el personal de seguridad. Normalmente este sector suele estar repleto de clientes, sobre todo de jubilados que deben esperar horas para poder ser atendidos. Foto: Luis Amieva / Diario UNO.

Según quién lo mida y lo mire, el acatamiento al paro general del lunes tuvo una adhesión que varió extremadamente: para el Gobierno fue del 1% y para la CGT mendocina llegó al 85%.

No se recupera más

"Según nuestro relevamiento el paro tuvo un alto acatamiento en los comercios mendocinos y si hubo alguno que abrió, el paro se sintió igual porque no hubo clientes. De acuerdo a nuestras estimaciones y siguiendo un informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), que estimó pérdidas de $9.745 millones por lo que se dejó de vender en comercios de todo el país, en Mendoza las pérdidas por lo que no se comercializó ayer fueron de $389 millones, que representan el 4% de la actividad nacional. Es una pérdida muy alta que no se recupera más", calculó Adolfo Trípodi, referente de Comercio de la Federación Económica de Mendoza que nuclea a comercios y pymes locales.

Estaciones de servicio. La mayoría se sumó y la que atendió lo hizo con pocos empleados. O abrieron después de la hora pico de la mañana del lunes. Foto: Luis Amieva / Diario UNO.
Estaciones de servicio. La mayoría se sumó y la que atendió lo hizo con pocos empleados. O abrieron después de la hora pico de la mañana del lunes. Foto: Luis Amieva / Diario UNO.

Como cada vez que sucede, el hecho de que Sipemom, el gremio de los choferes de colectivos, se plegara a la medida hizo que el impacto fuera mayor en Mendoza y en las distintas paradas se pudo ver eternas esperas de pasajeros que no tenían otra opción que el transporte público para llegar a sus trabajos. Según su referente, el gremialista Rodolfo Calcagni, sólo se cubrió el 20% exigido por ley "pero no todo se debe al paro de colectivos, la gente optó por no trabajar, varios micros que circularon iban con 7 u 8 pasajeros".

Transporte público. En algunas líneas las esperas superaron las dos horas. El mal humor fue general. Foto: Luis Amieva / Diario UNO.
Transporte público. En algunas líneas las esperas superaron las dos horas. El mal humor fue general. Foto: Luis Amieva / Diario UNO.

Y añadió que se registró un solo incidente contra un colectivo que fue apedreado en el barrio La Favorita de Mendoza capital, ataque en el que afortunadamente no hubo heridos. A la noche dejaron de ingresar al barrio.

La falta de transporte incidió en el dictado de clases: si bien los docentes tenían la opción de presentarse en el colegio más cercano a su domicilio, y según datos de la DGE la adhesión llegó al escaso 1,22%, quienes faltaron fueron los alumnos. La postal repetida fueron colegios vacíos, sólo con presencia docente.

Como si hubiesen hecho propio el mensaje del Presidente en la Casa Rosada, "Acá se trabaja", en Casa de Gobierno el presentismo fue del 99%, resaltó el informe oficial.

Más noticias