Viernes, 3 de marzo de 2017

La "fiscal viajera" cobró 400.000 pesos en cuatro meses sin trabajar

Anabel Orozco aún es titular de la 2º Fiscalía Correccional y cobra $100 mil por mes. Goza de licencia psiquiátrica.

La fiscal viajera Anabel Orozco aún es titular de la Segunda Fiscalía en lo Correccional y hasta tanto se resuelva su destitución o no por haber presentado en noviembre pasado certificados médicos para justificar un viaje a Brasil, en lugar de cumplir con su trabajo, está de licencia psiquiátrica hasta el 10 de marzo próximo.

Esta vez, por decisión de una Junta Médica, tal cual debió suceder antes de usar como excusa una supuesta lumbalgia que le producía un gran dolor, pero no el suficiente como para dejar de irse a pasear.

Orozco sigue cobrando la totalidad de sus haberes, alrededor de $100 mil por mes de bolsillo, lo que le permitiría repetir aquel viaje a las bellas playas de Florianópolis unas 10 veces más, contando sólo el costo de los pasajes aéreos porque en realidad se quedó en la casa de una amiga durante aquella "escapadita".

Desde noviembre a la fecha podría haber tomado unos 40 vuelos para visitar a su compañera de golf, bridge y viajes a otros paradisiacos paisajes, multiplicando así sus posibilidades de publicar en Facebook su buen estado.

El pedido de nulidad
La singular situación de la fiscal tuvo este jueves otro capítulo porque cuando el Jury de Enjuiciamiento debía decidir si avanzaba o no con un juicio para analizar su accionar, presentó un pedido de nulidad de todo el proceso, ya que no estaba notificada correctamente, y por lo tanto, no podía ejercer su derecho a la defensa como corresponde.

El escrito ingresado por su abogado, Juan Manuel Bobillo, explica que en realidad el oficial público que dejó la notificación en su casa, no lo hizo de modo personal ni en el domicilio real constituido a los efectos del Jury.

Según el escrito presentado, la fiscal indica que la notificación es nula porque "erróneamente se ha tomado el domicilio real como un domicilio constituido cuando jamás he comparecido hasta ahora a este proceso, de manera que mal puede ser el domicilio que exige la ley al hablar de domicilio constituido"

Seguidamente, detalla las características de su hogar, dónde la fiscal dice que "jamás el traslado pudo dejarse bajo la puerta de ingreso a mi vivienda en razón que se encuentra en el fondo del lote de modo que debe primero accederse al jardín, para lo cual a su vez debe abrirse una reja que da a la vereda. Entonces, para que fuere cierto, debería la oficial notificadora haber violado mi domicilio saltando una reja, lo que no creo haya sucedido".

Cautela en el Jury
Con todos estos elementos, los miembros del Jury, por unanimidad, decidieron notificarla nuevamente, ahora al domicilio legal que ella misma provee en el escrito presentado por su patrocinante, de modo tal de evitar cualquier motivo para que en un futuro pudiera cuestionar el procedimiento del Jury. El tema no es sólo una simple chicana para frenar por un tiempo el proceso y armar una buena defensa, sino que implicaba un verdadero riesgo para la realización del Jury porque cualquiera de las decisiones de ese cuerpo son irrevocables, excepto las referidas al derecho a defenderse.

El senador Juan Carlos Jalif (UCR), junto a su par, Patricia Fadel (PJ) miembros del Jury, informaron que no estudiaron el pedido de nulidad, sino que directamente dieron lugar a una nueva notificación, para que presente su descargo dentro de 10 días hábiles. Es decir, que el 23 de marzo, se retomaría la sesión del Jury.

"No queremos dejar dudas ni dar motivos a que se utilice esto para demorar la decisión que en definitiva el Jury tenga que tomar" indicó Jaliff, tras recordar el proceso del fiscal Alberto Camargo, quién tras ser destituido por el Jury en 2006, reclamó ante la Corte Suprema de la Nación y tuvieron que acceder a jubilarlo y devolverle todos los sueldos que debió cobrar mientras fue separado de su cargo porque estuvo viciado su derecho a defensa.

Bobillo, el abogado de Orozco, afirmó que la fiscal está bien, con fuerza, aunque afectada por todo el escándalo. Además, aclaró que a pesar de estar acorralada por el proceso administrativo que lleva el Jury por su destitución, y por el proceso penal que lleva la fiscal Mercedes Moya y el procurador adjunto Fernando Guzzo, por defraudación al Estado, "no está sentenciada, y cuando se presente el descargo, se verá lo que sucedió. Y agregó que " una cosa es considerar sus acciones desde lo moral que desde la falta administrativa o penal".



Más noticias