Mendoza Viernes, 9 de noviembre de 2018

Hirvió el Aeropuerto de Mendoza: "Nadie de Aerolíneas Argentinas dio la cara"

Cada pasaje es una historia y cada pasajero tiene un motivo para hacerlo. Así, miles de historias distribuidas en cada aeropuerto de Argentina que se vieron alteradas el jueves por el paro del personal de Aerolíneas Argentinas, lo que obligó a la compañía a suspender más de 240 vuelos, afectando a unos 15.000 pasajeros.

La medida de fuerza fue levantada a las 17.30 del jueves, pero a esa altura ya era imposible reprogramar todos los vuelos que habían sido cancelados desde primeras horas de la mañana.

En el aeropuerto de Mendoza solo un avión, que tenía como destino Córdoba, fue el que salió, ya que la nave se encontraba en suelo mendocino. El resto de las personas, en su mayoría con pasajes a Buenos Aires, debieron quedarse con las caras largas y con el malestar de no poder concretar su viaje.

Las reprogramaciones fueron para el sábado y las quejas no se hicieron esperar, y la explicación fue "así no se superponen con los que tenían pensando viajar el viernes".

Los pasajeros mostraron su malestar ante la falta de comunicación de la empresa, ya que manifestaron que nadie se acercó para brindarles información. Sí destacaron que personal del aeropuerto les habilitó la sala de prensa para poder estar más cómodos, pero nada más que eso.

"Nadie de Aerolíneas Argentinas dio la cara, habían niños, adultos y discapacitados y nadie hizo nada por ellos", comentó Fabián, una de las personas afectadas por este paro.

Recién a las 17, cuando el personal de la compañía ocupó su lugar en los mostradores para hacer el check in del vuelo a Córdoba, hubo información oficial. Aunque no fueron buenas noticias, porque se comunicó que no saldría ningún avión a Buenos Aires ni a otro destino. Y como para sumarle malestar a los pasajeros, les dijeron que la empresa no tenía hoteles para ellos.

"A Buenos Aires se canceló todo, pero los pasajes quedan abiertos para otro momento", explicó una empleada de Aerolíneas Argentinas que no dio su nombre porque dijo que no estaba autorizada a hacerlo.

Sin embargo, y más allá de la decepción por no poder viajar, todo se fue desarrollando con normalidad y la mayoría, resignados, dejaron el aeropuerto masticando bronca y sin otra alternativa que volver otro día para poder abordar el avión que les permita continuar sus historias.

Amado viajó para celebrar los 51 años de egresados

Amado Sendra (77) fue uno de los afectados por el paro de aeronáuticos, aunque después tantas horas de espera pudo terminar la jornada con una sonrisa, porque su vuelo fue el único que salió desde el aeropuerto de Mendoza.

Viajó a Córdoba para reencontrarse con sus ex compañeros, ya que celebran 51 años de egresados de la Facultad de Odontología, carrera que estudió en esa provincia.

"Nos juntamos en la Villa General Belgrano, y vienen dos compañeros de Barcelona y los otros de distintas partes del país. Hace mucho que no nos vemos", comentó Amado mientras se dirigía al mostrador para realizar el check in y luego de haber estado desde las 7 esperando por noticias.

El esfuerzo y la ilusión de Mónica estuvieron en jaque por el paro

Con muchas ganas, Mónica Gambarte esperó este día para viajar a Córdoba a realizar un curso. Con tiempo compró los pasajes y se inscribió, pero cuando llegó al aeropuerto se encontró con el paro y así lo que era ilusión se transformó en malestar y bronca por no poder subir al avión como correspondía.

Con cara de cansada por esperar, y sentada en el piso de la sala de prensa, comentó "me quedé a esperar a ver qué pasa. Ahora dicen que tal vez el vuelo a Córdoba salga, así que ojalá se concrete. Me dijeron que me sacara el pasaje en otra empresa, pero no tengo plata para hacerlo".

Finalmente, Mónica fue una de las que ayer tuvo la fortuna de abordar el avión.

Más noticias